Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de los actores con empleo cobra menos de 3.000 euros al año

Un 48% de los intérpretes no encuentra trabajo en el sector

Solo el 8% vive de su profesión

Fotograma de la película 'Julieta'.

El panorama es desolador. Según el Estudio sociolaboral del colectivo de actores y bailarines en España, un trabajo que la Fundación AISGE ha realizado a lo largo de este año, solo un 43% de los intérpretes (actores y bailarines) ha conseguido empleo en el sector y sus sueldos a veces son misérrimos: más de la mitad no supera los 3.000 euros anuales. Un 29% no obtuvo más de 600 euros en todos estos meses. ¿Cómo sobreviven? Pues como camareros, docentes, comerciales... Según AISGE (Artistas Intérpretes Sociedad de Gestión), la encuesta la han contestado 3.282 profesionales de alrededor de los cerca de sus 9.000 asociados. Solo un 8,17% (lo que sería el 19% de los que cobran) ingresa más de 12.000 euros anuales y apenas un 2,15% supera los 30.000. AISGE aclara que en esta sociedad de gestión están registrados los intérpretes o ejecutantes que hayan realizado una obra audiovisual, es decir, casi todos los actores existentes en España -son muy pocos los que considerándose profesionales solo hayan trabajado en teatro- y aquellos bailarines que hayan aparecido en un programa de variedades -en esta categoría, obviamente hay muchos dedicados a compañías de clásico que ni han salido en televisión-. No hay datos más precisos sobre la profesión.

Peor están las cosas para el 57% de los intérpretes que ni siquiera encuentra trabajo en el sector. En 2004, el porcentaje de desocupados era del 28% y en 2011 del 23%. Este último año subieron los que se declararon no activos, es decir, un 13% ya ni siquiera buscaba empleo en el oficio.  Según el sociólogo Walter Actis, encargado del informe, tan doloroso es el descenso del trabajo como el de los sueldos y muchos trabajan sin cobrar. Cada vez se trabaja menos y cada vez se cobra menos por día trabajado: el 46% lo ha hecho menos de 30 días en 2015, llegando hasta el 11,7% quienes cobran en negro.

Las mujeres tienen una tasa de desempleo seis puntos más que los hombres

Para el actor Sergi Mateu (Agnosia, Hospital Central, Boom Boom),vicepresidente de AISGE, "la profesión casi está en la UVI". "Soy realista, y la política cultural actual no ayuda a que la situación revierta. La actuación fue siempre precaria, intermitente, dependiente de muchos factores, pero vamos a peor". Antonio Rubial, de A6 Cinema, es uno de los representantes más poderosos de España. Entre sus 30 intérpretes, nombres como Clara Lago, Andrés Velencoso, Quim Gutiérrez, Cecilia Roth, Inma Cuesta, David Janer, Leonor Watling o Carles Francino. Rubial apunta: “En el cine hay muchísimo paro y los sueldos son más bajos que nunca. No creo que vaya más, pero tampoco mejora. En televisión sí surgen más oportunidades, aunque desde luego nada que ver con hace cinco años. Las productoras han ajustado mucho sus presupuestos".

Para poder subsistir, el 46% de los actores y bailarines tiene un empleo fuera del arte. El 13% encuentra algo relacionado con el sector y el 33% en cosas que nada tienen que ver con platós o escenarios. De ahí la lucha porque cuando haya nuevo Gobierno se apruebe el Estatuto del Artista, apoyado por todos los partidos. La iniciativa del Estatuto surgió de la Unión de Actores, cuyo secretario general, Iñaki Guevara, asegura: "El informe no es ninguna sorpresa, sino reflejo de la precariedad. Antes vivían de su profesión el 22% de los actores, hoy, el 8%. Pero queremos ser positivos. Esperamos que el Estatuto del Artista iguale a estos trabajadores con el resto en temas de cotización, bajas por maternidad, representatividad laboral. Y que plante la semilla de una política cultural de Estado, como ocurre en otros países, que implique también avances educativos". Guevara espera que el estudio tenga un reflejo "pedagógico en la sociedad". "Que se den cuenta de que no somos unos privilegiados".

En España hay 1,8 intérpretes por cada 10.000 habitantes

Según el informe, el sexo también influye: las mujeres tienen una tasa de desempleo seis puntos mayor que los hombres. "Las actrices trabajan menos días al año, cobran menos, se enfrentan con mayor frecuencia al problema de trabajar sin contrato y sufren una inserción laboral más débil", asegura el estudio. Solo el 26% de las intérpretes gana más de 6.000 euros al año, en comparación con el 39% de los actores. El 13,8% trabaja sin contrato, frente al 9,9% de los hombres. "Las mujeres cobran menos en igualdad de condiciones (renombre, experiencia) que los hombres. Y no hay ni una razón objetiva para ello”, apunta Rubial.

Por edades, los menores de 35 años trabajan más que los mayores: el 48%, respecto al 43% de los que superan los 45 años. Por geografía, el 53% de los encuestados viven en Madrid, el 18% en Cataluña, y en la Comunidad Valenciana, Euskadi y Galicia residen, en cada Comunidad Autónoma, el 5%. En España hay 1,8 intérpretes por cada 10.000 habitantes, índice que crece hasta 6,9 por 10.000 censados en la Comunidad de Madrid. El paro supera el 60% en La Rioja, Asturias y Castilla-León.

Se rozan situaciones límite: el 32% acredita ingresos menores de los 600 euros al mes (el umbral de pobreza es de 665 euros). Así que de este porcentaje un 7,5% recibe la prestación contributiva de desempleo, otro 7% cobra el subsidio y el 4% recibe ayudas de la Fundación AISGE. "Si a mí un familiar me dice que quiere ser actor, le diría que ni se lo plantease. Que lo olvidara. Pero esta profesión nace de la vocación. De ahí que muchas veces trabajen con bajos salarios o gratis: cuando encuentras un buen personaje, haces lo que sea por conseguirlo. De mis 30 representados, todos tienen ingresos extra y solo la mitad podría vivir exclusivamente de la actuación”, comenta Rubial. "La interpretación está tan mal como el periodismo, la arquitectura o el mundo de la moda. Un reflejo de la situación actual”.

Por su parte, Guevara explica: "En nuestra junta de gobierno hay gente que se mantiene poniendo copas. Es una profesión tan vocacional que te dedicas a otras cosas mientras sigues formándote y buscas trabajo. Al final la interpretación casi acaba convertida en un hobby.Un ejemplo es el panorama actual teatral, repleto de compañías alternativas. A medio plazo esto no puede mantenerse. Con todo, insisto en ser optimista". Mateu recuerda: "Cuando yo empecé, en los setenta, era igual, porque no existía la industria audiovisual. Te dedicabas al teatro, te ganabas la vida de otra manera. Además espero que el estudio enseñe cómo estamos al resto de la sociedad. La gente ve las revistas y se cree que todos vivimos igual. Es una falsa ilusión. Las cámaras no enseñan la cantidad de gente que se presenta en un casting, y que es rechazada. Esa otra cara es la cara habitual".

Más información