Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lionel Davidson: un maestro olvidado de la novela de espías

Salamandra publica 'Bajo los montes de Kolima', una excelente mezcla de la mejor novela de aventuras con el thriller y el espionaje

Davidson retratado por George Koning.
Davidson retratado por George Koning.

A veces, cuando lees una novela poderosa, o que pretende serlo, que juega con los límites de lo verosímil y anda siempre al borde del precipicio termina cayéndose o el lector acaba por apearse. Otras, aguanta y se convierte en una pieza esencial. Esto, para bien y para mal, suele pasar con los thrillers y las novelas de aventuras. En Bajo los montes de Kolima (Black Salamandra, traducción de Cristina Martín) Lionel Davidson (Yorkshire, 1922-2009) demuestra su maestría para armar una novela de aventuras, un thriller con tintes políticos, una intensa historia de amor y una inmensa intriga de espías. Su publicación por primera vez en español recupera  a un autor menospreciado, habitual de las listas de escritores olvidados, alguien a quien algunos consideran el mejor escritor de espías que ha existido.

 Aquí pueden leer un adelanto de los primeros capítulos de la obra.

La novela, escrita al final de su vida productiva por el autor de The Night of Wenceslas, narra la historia de Johnny Porter, una especie de superhombre que atiende a la llamada de un antiguo colega para infiltrarse en una secretísima instalación científica de los soviéticos. Porter es un indio canadiense hecho a sí mismo, un científico de primer orden, un gran deportista, un políglota que habla 20 idiomas con facilidad y que adopta acentos como si siempre hubiera vivido con ellos. ¿Demasiado? Pues no se pierdan cuando monta un coche pieza a pieza, de la nada, a escondidas, durante días.

A pesar de sus éxitos en los setenta, el autor era un habitual de las listas de escritores olvidados

¿Una locura? Puede ser. Pero el proceso de preparación, el viaje hasta lo más inhóspito de la inhóspita Siberia, la infiltración en ese círculo cerrado, arcaico, para acercarse al laboratorio soviético ultra avanzado, están tan bien contados, respetan de tal manera los cánones del género, explotan con tanta habilidad las virtudes de las novelas de aventuras que cuando me doy cuenta llevo más de cien páginas y me duelen los ojos. Da igual si cada descripción milimétrica y a la vez amena de un bar de marineros japoneses o de una casa siberiana se basa en su observación sobre el terreno y es real o una gran mentira: es una novela y como tal se vive y se disfruta, es verosímil porque está bien escrita y no necesita ser real. Me he sentido como cuando leí por primera vez 20.000 leguas de viaje submarino, como cuando estaba enganchado a Emilio Salgari, como cuando me metí el primer chute de John Le Carre, pero todo mezclado.

Con 'Bajo los montes de Kolima', Davidson alcanza altas cotas de entretenimiento y calidad

Hay una historia de amor con un personaje maravilloso que es mejor no desvelar. Aunque Porter es el protagonista absoluto, hay notables secundarios como el oscuro científico Rogachev o la ciega homínida Ludmila, una reflexión en sí misma sobre los límites del hombre cuando juega a ser Dios.

Autor también de novelas para adolescentes, Davidson fue un hombre de acción, sirvió en un submarino durante la II Guerra Mundial, cubrió la toma de control de Checoslovaquia por parte de los soviéticos, editó relatos para varias publicaciones y no se lanzó a la novela hasta 1960, con la ya mencionada The Night of Wenceslas, éxito absoluto que repitió con su tercera obra, A Long Way to Shiloh, y del que ya no se apeó. Ganó en tres ocasiones el Dagger, la última por The Chelsea Murders, su última incursión en el género antes de Bajo los montes de Kolima.

Lionel Davidson: un maestro olvidado de la novela de espías

Graham Greene lo adoraba y el escritor Philip Pullman dice esto del libro en el prólogo de la edición de Black Salamandra: “Venga de donde venga, ya sea porque Davidson viajó a lo más remoto de Siberia, pasó muchas horas en la biblioteca o porque simplemente se sentó en su mesa y se lo inventó todo, la totalidad del material está al servicio de uno de los talentos narrativos más grandes del mundo del thriller. Como relato puro de aventuras, esta novela tiene muy pocos rivales. Como historia de amor, valentía, peligro y un frío terrible es una obra maestra”.

En Reino Unido, Faber and Faber publicó toda su obra antes de su muerte. En España, Salamandra se ha atrevido con su obra cumbre. Lean y disfruten.

Más información