Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Tarde para la ira’, de Raúl Arévalo, sale bien parada en la Mostra

El único director español en el festival recibe críticas positivas con su ópera prima detrás de la cámara

Raúl Arévalo (izquierda), Antonio de la Torre y Luis Callejo en el photocall de 'Tarde para la ira' en Venecia. rn
Raúl Arévalo (izquierda), Antonio de la Torre y Luis Callejo en el photocall de 'Tarde para la ira' en Venecia. Getty Images

No tiene razones para estar enfadado. Más bien, orgulloso. Porque Tarde para la ira, debut en la dirección del actor Raúl Arévalo y único filme español en Venecia, en el apartado Horizontes, ha recibido una acogida satisfactoria en el festival de cine del Lido. Más que los aplausos recibidos –que en este certamen cierran prácticamente todas las proyecciones-, son las críticas halagüeñas de la prensa internacional las que sacarán alguna sonrisa a Arévalo.

The Hollywood Reporter define al filme como “un thriller siniestro e intenso”, al que compara con la obra fílmica de Alberto Rodríguez. Es decir, el director de La isla mínima, triunfadora de los Goya de hace dos años, en la que el propio Arévalo actuaba. Según la revista estadounidense, Fury of a Patient Man (La furia de un hombre paciente), como se titula en inglés, contiene “tensión y autenticidad, unidas de forma poderosa”.

”Esta película trata de distintas formas de rabia. Casi todos los personajes masculinos parecen irritados por algo, transformando la película de thriller a estudio sobre el machismo español en su forma más peligrosa”, continúa The Hollywood Reporter, que también elogia el trabajo actoral de Antonio de la Torre, Luis Callejo, Manolo Solo y el resto del reparto. Como pega, en cambio, la revista destaca unos diálogos “banales en su mayoría”.

Variety no ha publicado una crítica del filme, pero sí le ha dedicado una amplia foto en una de sus ediciones que publica diariamente en el festival, junto con una reflexión sobre la capacidad de la productora La Canica Films de lanzar nuevos talentos. Y la web Screendaily compara la película con la celebrada Drive, de Nicolas Winding Refn: “La habilidad de Arévalo para juntar una trama familiar llena de giros narrativos con un tratamiento estilístico que evoluciona ayuda el filme a provocar una impresión fuerte”.

Quizás los dos aspectos más celebrados del filme son su lograda atmósfera y ambientación –entre Madrid y el pueblo de Segovia de los padres de Arévalo- y la capacidad de un director debutante de conseguir un resultado tan relevante en su primer intento: “Es una película salvaje, dura y claramente de autor, rodada con una confianza y una intensidad sorprendentes para una ópera prima”, asegura la reseña de Cineuropa.org. Tras Venecia, Arévalo y compañías pondrán rumbo al festival de Toronto. Y en cinco días el filme se medirá con los jueces más importantes: el 9 de septiembre llega a las salas españolas.

Más información