Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Denise Maerker | Periodista

“Hay sectores en México a los que les resulta difícil creerle a una mujer”

Televisa arranca una nueva era con una mujer al frente de su informativo nocturno por primera vez en 45 años

Denise Maerker
Denise Maerker, en el foro de su noticiero.

Televisa arranca este lunes un relevo generacional y una serie de arriesgados cambios en sus informativos. La imagen de esta nueva etapa tiene rostro de mujer. Denise Maerker (Ciudad de México, 1965) será la primera en ocupar una silla que durante 45 años estuvo reservada a dos hombres. Jacobo Zabludovsky sumó 28 años como titular del informativo del Canal 2. Joaquín López-Dóriga lo condujo 16 años. El veterano periodista, que se despidió del noticiero el viernes, hizo del espacio el más visto del país. El reto de Maerker, una politóloga con estudios de doctorado en Francia, será recuperar las audiencias que han dado la espalda a la empresa, criticada durante décadas por su oficialismo, su cercanía al PRI y por la manipulación informativa.

Pregunta. ¿Está México listo para ver una mujer al frente del noticiero principal de Televisa?

Respuesta. Quienes decidieron proponerme en este lugar creen que sí. Seguramente habrá resistencias, pero si al noticiero no le va bien nunca diré que fue porque soy mujer.

P. Los sondeos han revelado que algunos les ha sorprendido que una mujer esté al frente del informativo.

R. Los estudios de opinión muestran diferencias regionales respecto al tema. Te puedo decir incluso que hay ciertos sectores de la sociedad mexicana a los que les resulta difícil creerle a una mujer.

P. Algunos creen que la credibilidad de un periodista radica en la distancia que se tiene con el Gobierno.

R. Yo no lo vería así porque eso te condena a tener siempre una distancia. La credibilidad tiene que ver con ciertos valores, como la congruencia. Si el presidente dice estar en favor de las parejas del mismo sexo yo voy a estar de acuerdo con el presidente y lo diré públicamente. El origen de la propuesta no cambia mi punto de vista.

Soy de una generación que no veía en los noticieros televisivos un punto de referencia positivo

P. Estudió un doctorado en la Sorbona. ¿Cómo se hizo periodista?

R. Regresé de París a México en 1994 para terminar mi tesis doctoral sobre la sucesión presidencial. Me costaba trabajo estar tan cortada de la realidad en un país donde pasaban tantísimas cosas. El director del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) me encargó que fundara la oficina de comunicación social para hacer públicas nuestras investigaciones en ciencias sociales.

P. ¿Cómo ha marcado la academia su estilo periodístico?

R. Noto que muchos periodistas tienen una visión muy negativa de los políticos. Mi formación de Ciencias Políticas me ha hecho verlos como un grupo de la sociedad sin que sea particularmente deleznable, refleja los valores del resto.

P. ¿Cómo llegó a la televisión?

R. En 1997 la gente de Canal 40 me ofreció sacar con ellos lo que hacía de investigación. Así comencé una serie de entrevistas con los expresidentes mexicanos. Nunca había estado en la televisión ni en un set. La productora me dijo que era muy sencillo, que hiciera una entrevista y que en el último instante mirara a la cámara y dijera: “Gracias, muy buenas noches”.

P. En enero de 1998 Jacobo Zabludovsky se despidió tras 28 años al frente del noticiero. ¿Le debe algo a él como periodista televisiva?

R. Era un reportero de cepa. Fue muy impactante su narración del terremoto de 1985, por ejemplo. Pero también tengo muy malos recuerdos de él. Recuerdo una entrevista que hizo en 1988 a un hijo bastardo del general Lázaro Cárdenas, el expresidente. Era muy evidente su voluntad de deslegitimar la candidatura presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas. Soy de una generación que no veía en los noticieros televisivos un punto de referencia positivo. No era el lugar donde me informaba.

Dando las noticias no se puede inventar el hilo negro. Lo que puedes hacer es dar énfasis distintos, tener una agenda diferente

P. ¿Cómo será 10 en punto?

R. Apostaré por los reportajes. Dando las noticias no se puede inventar el hilo negro. Lo que puedes hacer es dar énfasis distintos, tener una agenda diferente. El secreto de un noticiero hoy en día está en la narrativa. Buscaremos sorprender con algo que quizá no sepas, pero creo que será más con precisión o contexto.

P. ¿Qué o quién será su principal competidor?

R. El desafío es hacer un cambio sin perder el público existente. Este es el noticiero más visto de la televisión. Mi competencia es hacer algo mejor de lo que había, ganar nuevos públicos e interesar a quienes ya no lo veían.

P. ¿Cómo lo logrará?

R. Un noticiario genera una narrativa común. Me gustaría que en el noticiero coincida gente que piensa muy distinto. Que no se sientan agredidos ideológicamente y que no se sientan ignorados por sus intereses. Televisa no puede apostar a la segmentación de la televisión por la cantidad de personas que todavía la ven.

P. ¿Qué opina de entrevistar narcotraficantes?

R. Tengo muchas dudas al respecto. Me gustaría hacerle una entrevista crítica a un narcotraficante. El problema es, ¿voy a ir a un lugar donde estaré a expensas suyas y le voy a hacer preguntas pensando que corro peligro de muerte? ¿Qué tanto influye eso? ¿Cómo evitar ser complaciente? Me cuesta mucho trabajo imaginar que existen las condiciones para hacer una entrevista así.

P. ¿La han censurado en Televisa?

R. No tengo recuerdo que me hayan dicho no saques esto. Me han dicho, por ejemplo, busca el otro punto de vista o que me esperara a la respuesta de la contraparte. Yo no he tocado ciertos temas, pero eso es otra cosa.

P. ¿Qué impacto tendrá su proyecto en la sociedad mexicana?

R. Quiero creer que hará a muchas mujeres pensar que no hay lugares prohibidos.