Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prince murió por sobredosis del opiáceo fentanil

El cantante, un icono de la música pop, falleció a los 57 años el pasado 21 de abril

Una fotografía del artista

El cantante Prince, icono de la música pop, murió el pasado 21 de abril por una sobredosis accidental de fentanil, un analgésico opiáceo sintético, según ha revelado la autopsia practicada por un forense de Minnesota terminando con semanas de especulación.

El informe médico acaba con semanas de especulación sobre las causas de la muerte del músico a los 57 años en su casa-estudio de Paisley Park —situada en Chanhassen, Minnesota—. Las autoridades todavía tienen que aclarar cómo obtuvo Prince el fentanil y si se lo había recetado un médico.

Las pesquisas se centraron en los analgésicos después de que se encontraran opioides con receta en su residencia y de que los abogados del médico del autor de Purple Rain informaran de que este tenía cita para tratar sus adicciones al día siguiente de morir

La oficina forense Midwest Medical Examiner, en el condado de Anoka, Minnesota, ha publicado el informe sobre las causas de la muerte del cantante después de que varios medios estadounidenses filtraran la información. “El fallecido se administró a sí mismo fentanil”, se lee en el informe que señala como causa de la muerte “toxicidad de fentanil” y señala que fue accidental.

El fentanil es un narcótico sintético 50 veces más fuerte que la heroína, usado para tratar dolores muy fuertes, según el Centro de Control y Prevención de enfermedades. El fármaco se puede comprar con receta médica, pero también en el mercado ilegal, y es una de las sustancias en el centro de la epidemia de los opioides que se vive en Estados Unidos. El informe sólo incluye la forma y la causa de la muerte, ya que los demás datos médicos son privados bajo la ley de Minnesota. La autopsia, que tiene fecha del 22 de abril, un día después de la muerte del cantante, también señala la ropa que la estrella del pop llevaba en el momento de su muerte: una camisa negra, pantalones negros y una gorra negra.

La oficina del sheriff del condado de Carver lleva a cabo una investigación criminal sobre el fallecimiento del cantante con la ayuda de la DEA (Administración para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés). Han interrogado al doctor Michael Todd Schulenberg, un médico de familia que trató a Prince dos veces en las semanas previas a su muerte y le prescribió fármacos. Según la orden de registro del hospital donde trabaja Schulenberg en ese momento, el médico vio a Prince el 7 de abril y de nuevo el 20 de ese mismo mes, un día antes de su muerte. La orden, a la que tuvo acceso la agencia Associated Press, no especifica qué fármacos le recetó o si Prince llegó a tomarlos.

En la investigación ha aparecido un segundo médico, Howard Konrfeld, un especialista en adicciones de California, al que los representantes de Prince pidieron ayuda el 20 de abril. Kornfeld envió a su hijo Andrew en un vuelo nocturno y Andrew fue una de las personas que encontró el cuerpo sin vida del cantante en el ascensor de su residencia a la mañana siguiente, según el abogado de Kornfeld, William Mauzy. Andrew Kornfeld, que no es médico, llevaba consigo buprenorfina, un fármaco que se puede usar para tratar la adicción a los opiáceos ya que disminuye los síntomas de la abstinencia. Según el abogado, Andrew Kornfeld pretendía dar este fármaco a un doctor de Minnesota, al que no ha querido identificar y con el que Price tenía cita el 21 de abril.

Cancelación de conciertos

La muerte del icono del pop se produjo dos semanas después de que pospusiera un concierto en Atlanta alegando que no se sentía bien. Unos días más tarde fue a la ciudad para tocar, pero en el viaje de vuelta su avión privado hizo una parada de emergencia en Moline, Illinois, el 15 de abril, según informaron varios medios estadounidenses citando fuentes anónimas. El cantante fue hallado en el avión inconsciente. Los equipos de emergencia le habrían dado una inyección de Naloxona, utilizado en casos de sospecha de sobredosis por opioides. Tenía previstos dos conciertos en San Luis, Missouri, pero los canceló poco antes de su fallecimiento.

Varios amigos de la estrella de la música han dicho que nunca le vieron usar drogas. Pero algunos de sus colaboradores admitieron que Prince experimentaba molestias físicas en las actuaciones, por problemas en la cadera y la rodilla producidos por años de bailes y saltos en el escenario.

Cantante, compositor y virtuoso instrumentista, Prince grabó más de 30 discos. Sus grandes éxitos, además de Purple Rain, incluyen Let’s Go Crazy y When Doves Cry. Prince Rogers Nelson no dejó testamento y su multimillonaria herencia, que incluye los derechos de sus canciones, se está tramitando en los tribunales.

En Estados Unidos, 78 personas mueren cada día por sobredosis de opiáceos, que incluyen los analgésicos recetados para el dolor y la heroína. El presidente Barack Obama ha calificado el problema de "epidemia" que tiene un efecto "devastador". En 2012, se prescribieron 259 millones de recetas de analgésicos opiáceos, lo que equivale a un frasco de píldoras para cada adulto estadounidense.

Más información