Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eduardo Sacheri recibe el Premio Alfaguara

El autor argentino es galardonado por su última novela, 'La noche de la Usina'

Eduardo Sacheri, el viernes durante la entrega del Premio Alfaguara.
Eduardo Sacheri, el viernes durante la entrega del Premio Alfaguara.

Después de 30 entrevistas durante los últimos tres días, el argentino Eduardo Sacheri recibió ayer el galardón del Premio Alfaguara de Novela por La noche de la Usina. El drama del corralito vivido por Argentina en 2001 cobra vida en esta obra a ritmo de thriller.

Los jardines de Cecilio Rodríguez, en el parque del Retiro de Madrid, fueron el escenario de la entrega de este premio. Nuria Cabutí, consejera delegada del grupo editorial Penguin Random House, recordó la historia de la feria madrileña y episodios clave que la han llevado a cumplir 75 ediciones, al ser el marco en el que se entrega el premio. Cervantes, de quien se conmemoran los 400 años de su muerte y está muy presente en la cita literaria, dijo, según Cabutí: "El que lee mucho, ve mucho y anda mucho", y pidió a todos un brindis por la feria y por el autor de El Quijote.

Carme Riera, presidenta del jurado del premio Alfaguara, habló de las virtudes de la novela ganadora y del talento de Sacheri y los recursos del escritor que saltó a la fama con la adaptación cinematográfica que hizo Juan José Campanella del libro El secreto de sus ojos.

Eduardo Sacheri confesó que el discurso para recibir el premio le dio más trabajo que el libro. Confesó también que sentía muchos deseos de recibirlo y de que este momento sucediera alguna vez por el prestigio del galardón. “En La noche de la Usina intento contar una aventura de un grupo de personas en la Pampa. Sobre la Argentina entristecida que quiere sobrevivir y un día alguien estafa a aquel grupo que ante eso decide no quedarse quieto. He pensado si es una historia de venganza o de revancha. Creo que es de revancha”. Sacheri dijo que escribe porque lo necesita para ordenar su alma. Agradeció a su familia por haberle enseñado a amar los libros, "porque leer es un misterio".

Minutos antes, el autor argentino, había contado en un directo de Facebook las felicidades y preocupaciones a que se enfrenta un escritor ante su obra. “Alegría y un impulso de entusiasmo cuando se me ocurre una idea y la manera como empiezo a concebirla en mi cabeza; aunque luego me he de enfrentar a momentos de silencio porque quedo empantanado en la escritura hasta que recobro el pulso y el camino de la narración”.