Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Kunstmuseum de Basilea duplica su espacio para exposiciones

El centro, considerado uno de los principales museos del mundo, inaugura una monumental ampliación valorada en 92 millones

El edificio del Kunstmuseum de Basilea.
El edificio del Kunstmuseum de Basilea.

El primer día fue reservado para las familias más ricas de Basilea. El segundo, para la prensa. Pero a partir de este pasado fin de semana el público ya pudo descubrir, gratuitamente, la nueva ampliación del Kunstmuseum de Basilea, considerado uno de los museos más importantes del mundo. El proyecto, que duplica la capacidad de exposición del centro, ha costado 91 millones de euros y se ha financiado en más de la mitad con fondos privados. De ahí que precisamente los daig, como se conoce en el dialecto local a las familias patricias de la ciudad, fueran los primeros en acceder al centro. En concreto, la gran impulsora de las obras ha sido la mecenas Maja Oeri, heredera del imperio farmacéutico Roche, cuya familia está considerada como la segunda mayor fortuna de Suiza.

La cena entre amigos VIP fue el aperitivo a la conferencia de prensa que presentó a 140 periodistas de todo el mundo el nuevo edificio, obra del estudio de arquitectos Christ & Gantenbein. Estas estrellas nacientes de la arquitectura local ganaron un concurso en el que participaron más de 200 competidores internacionales. La ampliación, que ha necesitado tres años y medio de obras y fue terminada respetando el plazo y presupuesto, agrega 19 salas y 8.000 metros cuadrados de espacio útil. El nuevo edificio se conecta al histórico a través de túneles subterráneos. Los costos operativos del museo ampliado se elevan a 25 millones de euros anuales, de los cuales 17 son asumidos por la ciudad, y el resto por mecenas privados.

La historia del Kunstmuseum de Basilea es peculiar. El museo fue fundado en 1936 y posee la más antigua colección de arte del mundo. Su inicio se remonta a 1661, cuando la ciudad y su universidad compraron los fondos del coleccionista local Basilius Amerbach, para que no fueran trasladados a Róterdam. Dicha colección fue hecha pública en 1671, siendo el origen del museo que conocemos hoy. En la actualidad, esta institución recibe 220.000 visitantes anuales, aunque según cálculos de los responsables del Kunstmuseum, la ampliación debería llevar esta cifra hasta 300.000

Hoy, el Kunstmuseum Basel cuenta con una colección de 4.000 telas, esculturas, instalaciones y vídeos, además de 300.000 dibujos y grabados que representan la creación artística occidental a lo largo de siete siglos. Especialmente reconocida es su sección de arte impresionista, con obra de Monet, Degas, Renoir y Pisarro. Y Basilea cuenta también con la mayor cantidad de obras de Picasso en manos de colecciones privadas. Para celebrar la inauguración, el museo propone una gran exposición de esculturas incluidas piezas de Giacometti, Tinguely o Brancusi titulada Sculpture on the move 1946 / 2016. En otoño prepara una inmensa retrospectiva de Jackson Pollock.

Sus administradores prevén 20.000 visitantes al flamante edificio. Mientras, la Fondation Beyeler acoge a Miquel Barceló, quien presentará su Paso Doble en compañía del coreógrafo Josef Nadj. Y la ciudad se prepara para acoger en junio Art Basel, la celebrada “madre de todas las ferias”, que transforma Basilea en el mayor museo efímero del planeta. No cabe duda de que la rica ciudad a orillas del Rin sigue apostando fuerte por la cultura y las artes como motor de la región.