Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE

Jesús Lizaso, lo puro y el equilibrio

El artista vasco expone un conjunto de esculturas de metal y madera realizadas en la última década

'Pilastra', escultura de Jesús Lizaso.

En la obra de Jesús Lizaso (Barakaldo, 1961) hay dos etapas muy definidas: una figurativa, ligada a lo antropomórfico y lo simbólico, y otra abstracta, iniciada a finales de los noventa, en la que ha realizado una serie de esculturas que son puras recreaciones de volúmenes, líneas, espacios y vacíos. Artista con una abundante obra pública, obtuvo el primer premio Lorenzo el Magnífico con la medalla de oro en la Bienal de Florencia en 2011.

En esta exposición se exhiben un conjunto de esculturas abstractas de metal y madera, realizadas en la última década, entre las que está incluida su serie más reciente e interesante, Ortotropías. Lizaso juega en ella con la plasticidad de los materiales hasta extremos sorprendentes, en una especie de dialéctica entre lo leve y lo pesado, lo rígido y lo maleable.

Entre las esculturas más destacables figuran las pertenecientes a la serie Pilastras (2012-2014), que articulan un conjunto de piezas de madera de roble en columnas de hierro, de carácter totémico. Las obras influenciadas por la Columna sin fin (1938), de Constantin Brancusi, reflejan la búsqueda de lo puro y del equilibrio. También están presentes algunos ejercicios plásticos en forma de espiral, que representan un espacio circular, evocador del origen y el retorno.

Con todo, las piezas más logradas son las que recrean el paisaje de su tierra natal, como Gravedad al cubo I (2011), un cubo de hierro macizo asentado sobre una base de madera de roble, influenciada por Oteiza y Retracción (2009), de formas esenciales de madera de nogal y propensión al equilibrio, por lo que se asienta en el espacio con aplomo, como las esculturas de la serie de Chillida, Peine del viento (1976). Estas dos esculturas de Lizaso, que parecen abstraer la forma de las rocas y de la escarpada costa vasca, sugieren la búsqueda de la armonía en la naturaleza. •

Re Flexion. Jesús Lizaso. Sala Rekalde. Bilbao. Hasta el 1 de mayo.