‘La huida’, un maquiavélico juego del escondite

La nueva apuesta de #0, propone a 15 personas que se hagan invisibles durante 28 días

“Es fácil desaparecer, pero muy difícil permanecer desaparecido”. Estas palabras de Ángel Galán, Comisario Principal Honorario del Cuerpo Nacional de Policía, definen el espíritu de La huida, el docureality que estrena #0 el próximo viernes 8 de abril (21.30). A lo largo de nueve entregas, La huida propondrá un maquiavélico juego del escondite en el que 15 fugitivos (siete parejas y un individuo en solitario) intentarán permanecer ocultos a la mirada de un equipo de policías y detectives, durante 28 días. Deberán hacerlo con la ayuda de 500 euros (disponibles en una cuenta bancaria), su pericia y su imaginación, y con la única restricción de no poder salir del territorio español.

La huida es la adaptación española de Hunted, formato británico de la productora Shine UK, que “en el pasado Festival de TV de Cannes fue el producto estrella y el referente del mercado de octubre”, en palabras de Macarena Rey, CEO de la productora Shine Iberia, que resaltó en la presentación de La huida la original mezcla de géneros en la que se mueve el programa: “Un producto de entretenimiento, con formato de docureality y con estructura narrativa de thriller”.

Innovación y diferencia

El planteamiento de La huida es sencillo: desaparecer para no ser encontrado. Sin embargo, se trata de un programa que también pretende “mantener las intenciones del prime time de #0: innovación y diferencia”, como afirmó Fernando Jerez, director del canal, además de ir aún más allá y proponer “una reflexión sobre cómo está de vigilada nuestra sociedad”. Y es que los participantes en La huida habrán de escapar de los tres millones de cámaras que pueblan el territorio español, de los posibles rastreos en redes sociales y de, como asegura el programa, las 150 veces diarias que, como media, consulta el móvil un ciudadano español. Más aún: La huida desvelará detalles tan inquietantes como el hecho de que la batería de ciertas marcas de móvil emite una señal detectable por los operadores incluso cuando el aparato está apagado.

Shine Iberia, formatos para todos los públicos

Shine Iberia acumula éxitos televisivos en España y Portugal como filial de la multinacional Shine Group. Es la responsable de generar contenido original y también de llevar a cabo adaptaciones locales de las producciones de su catálogo internacional. En España ya ha alcanzado notoriedad, puesto que su principal referente es nada menos que MasterChef, de la mano de su hermano infantil MasterChef Junior. También está detrás de formatos tan diferentes como Cocina2 y Me resbala, y de producciones de ficción como Prim. El asesinato de la calle del turco. En el haber de Shine Iberia también se encuentran, entre otras, las adaptaciones portuguesas de La Voz y La Voz Kids.

Pero La huida guarda aún más sorpresas, en especial una cuestión que lo diferencia de cualquier otro reality: se trata de una competición en la que no hay premio. Los participantes acuden llamados por su satisfacción personal, “por el reto en sí, por demostrar que pueden”, defendió Macarena Rey. Los encargados de probar que no es así son los miembros de una unidad de profesionales dirigida por Ángel Galán e integrada, entre otros, por un excomisario del Cuerpo Nacional de Policía, detectives privados, una experta en psicología forense (que trazará los perfiles de los fugitivos), un experto en informática y ocho investigadores de campo (quienes persigan de hecho a los participantes por toda España). Un equipo que intentará rastrearlos con todas las técnicas posibles, (los participantes han dado el permiso para que se pueda acceder a sus datos personales, así como a amigos y familiares) y que habrá de servirse tanto de lo que se denominan “fuentes abiertas” (cámaras de seguridad, redes sociales…) como de las “fuentes cerradas” (seguimiento de cuentas bancarias, registro de domicilios, empadronamientos, teléfonos…).

Por descontado, siempre “cumpliendo la ley a rajatabla”, como afirma el Comisario Principal Honorario Ángel Galán. De este modo, el espectador asistirá a dos tramas paralelas: la protagonizada por los fugitivos, con quienes vivirá sus peripecias, emociones y frustraciones, y la que se desarrollará en La Central, sede de los investigadores, donde asistirá a todas las técnicas y estrategias de persecución. En la primera entrega el programa presentará a cuatro de las parejas participantes: dos informáticos, dos ex escoltas que han trabajado en el País Vasco, un matrimonio gitano dedicado a la venta ambulante y dos enloquecidas veinteañeras. La cacería está en marcha.