Muere a los 69 años Patty Duke, la actriz que ganó el Oscar con 16

La niña de 'El milagro de Ana Sullivan' fallece en Los Ángeles debido a un septicemia

Patty Duke con su estrella en el Paseo de la Fama de Los Ángeles, en 2004. AP

La actriz Patty Duke, que con solo 16 años ganó un Oscar por su papel de la niña sordomuda Hellen Keller en la película El milagro de Ana Sullivan (The Miracle Worker), ha fallecido este martes en Los Ángeles, a los 69 años, debido "a una septicemia como consecuencia de una rotura intestinal", según ha informado en un comunicado la agencia de representación artística Mitchell K. Stubbs & Associates.

Uno de sus tres hijos, Sean Astin, confirmó este martes en Facebook el fallecimiento: "Esta mañana, nuestra amada esposa, madre, abuela, matriarca y exquisita artista, humanitaria y campeona en la lucha de la salud mental, Anna Patty Duke Pearce, cerró los ojos, acalló su dolor y ascendió a un lugar hermoso. Celebramos el infinito amor y compasión que compartió a través de su trabajo y durante toda su vida. Su obra perdura".

Patty Duke, nacida en Elmhurst (Nueva York) en 1946, obtuvo en 1963 el Oscar a la mejor actriz de reparto, lo que la convirtió en la actriz más joven hasta ese momento que había recibido la estatuilla dorada. Con anterioridad había interpretado el mismo papel de Hellen en Broadway, donde compartió tablas con Anne Bancroft. Como consecuencia de su éxito, Duke (cuyo verdadero nombre era Anna Marie Duke) consiguió su propia serie de televisión (El show de Patty Duke), que estuvo durante tres temporadas en pantalla.

Duke, cuando recibió su Oscar en 1963. AP

Posteriormente, tras la cancelación de la serie, abandonó su papel de estrella infantil y participó en la película El valle de las muñecas, que fue un éxito de público pero no de crítica. También fue habitual en varias series con Hawaii 5-0, e incluso hizo una adaptación televisiva de El milagro de Ana Sullivan. Duke ganó tres Emmys, uno precisamente por esta adaptación televisiva.

En 1982 Patty Duke fue diagnosticada de un trastorno bipolar, según reveló ella misma en un libro autobiográfico publicado en 1987, un reconocimiento que la llevó a convertirse en una referencia en la lucha contra este trastorno. Una de sus últimas apariciones fue en la serie Glee.