Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

José Padilha, director de ‘Narcos’, trabaja en una serie sobre el ‘caso Petrobras’

El realizador brasileño anuncia que planea llevar el escándalo de corrupción a la televisión

José Padilha en el Festival de Cine de Berlín en 2008.

La historia universal aparece dos veces, explicaba Karl Marx, la primera como tragedia y la segunda como comedia. En una época que camina con los pasos agigantados de la maquinaria digital, los platós de la televisión toman el relevo del teatro de la historia. José Padilha, coproductor y director de la serie Narcos, inspirada en la vida del narcotraficante Pablo Escobar, anunció la semana pasada en el medio paulista Veja su intención de crear una serie basada en el caso Petrobras, la trama corrupta de la petrolera brasileña que tiene acorralado al Gobierno de Dilma Rousseff. “El objetivo es contar la operación policial en sí y mostrar numerosos detalles esclarecedores que la propia prensa desconoce”, afirma el director.

El éxito de Narcos llegó tras 22 años de la muerte de Escobar y de que su país diera por cerradas buena parte de las heridas que abrió el criminal colombiano. Padilha, carioca de 48 años, no parece dispuesto a esperar que la tragedia que sacude a la sociedad brasileña y hace tambalear al Gobierno se consume para convertirla en ficción televisiva. “Estamos llamando a la serie provisionalmente Jet Wash”, revela en la entrevista con Veja. El nombre hace referencia a la operación Lava Jato, que investiga los malos manejos en la petrolera, y que en español quiere decir auto lavado o lavado a presión. El dinero que desviaban los políticos y empresarios brasileños de los contratos de Petrobras se blanqueaba por medio de gasolineras, hoteles o auto lavados.

“Cada vez que alguien habla de las evidencias abrumadoras contra Lula, un petista [partidario del PT, formación del expresidente y de Rousseff] dice que el PSDB [opositor] también roba”, critica el realizador. “El caso del PT es peor, porque el robo sistemático se suma a un enorme cinismo. Lula antes tenía el discurso de la ética y la moral. Pero cuando llegó al poder no solo montó su esquema, sino que también llevó al límite de la sostenibilidad el asalto a empresas estatales y órganos públicos”, apostilla. La fiscalía brasileña acusa al exmandatario de haberse enriquecido con dineros desviados de la petrolera. La semana pasada, en medio de una serie de disputas con el poder judicial, la presidenta Rousseff nombró al líder ministro de la Casa Civil (especie de primer ministro), con lo cual ganaba un grado de aforamiento y su caso pasaba de la justicia ordinaria al Tribunal Supremo. Rousseff, por su parte, enfrenta un proceso de destitución en el Parlamento.

Todavía no está claro quién va a financiar el proyecto de Jet Wash. La productora de Padilha, Zazen produções, respondió a EL PAÍS que por el momento el director no quiere referirse a ese asunto. Esta misma empresa produjo dos grandes éxitos de taquilla que dieron resonancia internacional al nombre del realizador, Tropa de élite (2007) y la segunda entrega del mismo título (2010). Las cintas narran la historia del personaje Roberto Nascimento, capitán de las fuerzas especiales de la policía militar de Río de Janeiro, interpretado por Wagner Moura (quien también personifica a Pablo Escobar en Narcos). Los excesos de los cuerpos de seguridad en las favelas de Río y su comportamiento criminal son los principales temas de las películas. Padilha explorará con Jet Wash otra cara del crimen en Brasil. Con un poco de suerte se podría ver a Moura como Lula o como Sérgio Moro, el juez que hasta hace poco investigaba al líder del PT. Héroes o villanos de la historia de América Latina.