J. J. Abrams revela en Austin los secretos de ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’

El director del séptimo episodio de la saga presenta en el festival SXSW un documental con el 'making of' de la película

El director J. J. Abrams, en el festival SXSW. David McNew REUTERS

Sala llena. Más de mil personas dentro. Y varias decenas que se quedaron fuera. J. J. Abrams consiguió lo que hasta ahora nadie había logrado en la 30 edición del Festival SXSW. Ni siquiera Obama. El director de la película más taquillera de la historia de Estados Unidos llegó a Austin para presentar el documental Secrets of the Force Awakens: A Cinematic Journey, sobre el rodaje de Star Wars: El despertar de la Fuerza; y de paso, se sentó con su amigo y colega profesional, Andrew Jarecki (The Jinx), para hablar de tecnología y cine, y de la fusión de ambas en la aplicación móvil para editar vídeos que han creado juntos, llamada KnowMe.

Titulada The Eyes of Robots and Murderers (Los ojos de robots y asesinos), la conferencia de los dos cineastas giró alrededor del uso de la tecnología en sus películas y en sus vidas. Y la necesidad de seguir aportando humanidad hasta al proyecto más digital. Aunque, irónicamente, esa humanidad sea añadida precisamente por ordenador. Así reconoció Abrams haber hecho en El despertar de la Fuerza. “Si ruedas una película como Star Wars, no puedes evitar el uso de una cantidad increíble de CGI”, admitió. “Lo usamos con bastante frecuencia para borrar un marionetista, las piernas de alguien que asomaban por el vestuario… La idea con Star Wars era crear una idea analógica cuando no existía y, más importante aún, asegurarse de que la humanidad de los personajes no se perdía”.

La conversación pronto giró hacia el móvil como dispositivo de comunicación y visionado. Abrams reconoció que él veía series y películas en su teléfono. Aunque minutos antes había pedido a los asistentes que los guardaran para poder enseñar escenas inéditas de su próxima serie, Westworld. Pero justo habló del móvil y de consumir cine en casa en el día en el que la revista Variety reveló que tanto él como Spielberg, Peter Jackson o Scorsese están apoyando Screening Room, la nueva y polémica plataforma del fundador de Napster, Sean Parker, que permitirá ver películas desde casa el mismo día del estreno. Todo siempre está muy medido con el director de Star Wars. “Por supuesto, los móviles son la pesadilla de todo creador, pero es muy cómodo ver una película desde tu cama”, admitió. “Además, todos llevamos ahora en nuestros bolsillos un estudio de producción y distribución”, añadió, como perfecta introducción para la aplicación de móviles que ha creado con Jarecki.

KnowMe, disponible ya para iPhones, se le ocurrió a Jarecki mientras rodaba The Jinx, por todas las entrevistas que tenía que rehacer a veces sin el equipo adecuado. Permite crear y editar vídeos a partir de todo el material que se tenga en el teléfono, fotos, música, audios. “Está entre los programas de edición más expertos como iMovie y Final Cut y los que sólo permiten inmediatez como Snapchat”, explicó mientras creaba un vídeo a la vez. Será una herramienta para descubrir futuros talentos de historias audiovisuales. Porque lo importante según Abrams sigue siendo la historia. “Si la historia merece la pena ser contada, ya se encontrará la tecnología”, dijo Abrams.

Horas antes, en un teatro igual de lleno, el creador de Perdidos presentó la premiere mundial del documental sobre el Episodio VII de Star Wars que acompañará al Blu-ray y los extras digitales disponibles a partir del 5 de abril. Una película de una hora con imágenes de la preproducción, como pruebas de cásting, la famosa lectura del reparto o la creación de los diseños de nuevos personajes o el vestuario. Con entrevistas al director, a la productora, Kathleen Kennedy, el guionista, Lawrence Kasdan, y casi todo el equipo de detrás y delante de las cámaras. También enseña escenas del rodaje en Abu Dhabi y en los estudios de Londres. La vuelta de Harrison Ford y Chewbacca (el actor Peter Mayhew) al Halcón Milenario es uno de los momentos más emotivos del filme.

Más información