Selecciona Edición
Iniciar sesión

“En Bollywood hacemos cine que te permite olvidar todos tus problemas”

Anil Kapoor, divo de la gran industria de las películas indias, explica sus claves

El actor de Bollywood Anil Kapoor.

Antes de la charla, a Anil Kapoor (Chembur, 1956) le traen un espejo. Y un peluquero se le acerca con un peine para arreglar un mechón rebelde. Ya se sabe que las estrellas siempre han de lucir impecables. Y Kapoor, con 40 años de filmes a sus espaldas, un papel central en la célebre Slumdog Millionaire y apariciones en Misión Imposible o la serie 24, es uno de los astros más brillantes de Bollywood. Se nota por el entusiasmo enloquecido que despierta en el público indio, por las omnipresentes gafas de sol y por esos comportamientos muy de divos. Ahora hay entrevista, ahora no. Cancelada, confirmada… quizás. Finalmente, sí hay 10 minutos para hablar con este divo de aspecto parecido a George Michael. De hecho, como todo buen famoso del cine indio, también ha cantado y bailado ante la cámara.

“En Bollywood hacemos cine que te hace olvidar de todos tus problemas”, relata Kapoor, para explicar a España lo que significa su industria. Aunque los españoles lo descubrirán pronto, ya que en junio el cine indio entregará sus premios en Madrid: presentar el aterrizaje de esta gala es justamente la razón por la que Kapoor está en Madrid. “Son películas asequibles y comprensibles para todos. No hace falta ser ricos, ni cultos. Son para las masas”, continúa. Aunque el actor tiene otra fórmula útil para resumir las grandes historias de amor, música y bailes que pueblan la industria india: “Entretenimiento, entretenimiento, entretenimiento”.

El intérprete no encuentra grandes diferencias entre Bollywood y Hollywood, donde también estuvo rodando. Salvo una, la más obvia: los ríos de dinero que fluyen por los boulevards de Los Ángeles y menos en Bombay. Por lo demás, como le dijo una vez Tom Cruise, se trata de hacer cine pensando que lo puedan ver “ciudadanos de todo el mundo” y no solo los locales.

Sin embargo, es precisamente ese el asunto pendiente de Bollywood. La industria del cine más prolífica del mundo (1.966 películas producidas en 2014, según el Observatorio Audiovisual Europeo) cuenta con una cuota de mercado en su patria del 91,5% pero no arrasa en muchos países más. Pero Kapoor cree que algo está cambiando: “Internet, el mundo digital y toda la información que nos llega han modificado la industria. El público y los creadores más jóvenes quieren contar historias más reales y creíbles, películas que representen el mundo”.