Madrid, capital de Bollywood

La alcaldesa, Manuela Carmena, presenta la gala del cine indio que la ciudad acogerá por primera vez este junio junto con sus estrellas

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, rodeada de tres de las estrellas de Bollywood: Hrithik Roshan y Sonakshi Sinha (ambos a la izquierda) y Anil Kapoor. / CARLOS ROSILLO ATLAS

En 1492, tres navíos zarparon desde España hacia lo ignoto. Soñaban con llegar a las Indias, aunque nunca lo consiguieron. Hoy, cinco siglos después, es India la que ha viajado hasta la capital española, para presentar otra ruta hacia lo desconocido. “No sabes lo que te espera, Madrid”, prometió el embajador indio en España, Vikram Misri. Y más en general cada intervención aumentaba las expectativas ante la cita que se presentaba: el 26 de junio la capital acogerá la gala de entrega de los premios de la International India Film Academy (IIFA), los autoproclamados Oscar de Bollywood. La ceremonia celebra cada año lo mejor del cine indio, con un despliegue monumental de glamur, estrellas y locura que suele ser visto por 800 millones de espectadores. No por nada, se trata de la mayor industria cinematográfica del planeta, con hasta 1.966 filmes producidos en 2014, en datos del Observatorio Audiovisual Europeo.

“Va a ser MAD-rid”, defendió Anil Kapoor, uno de los principales divos de Bollywood, jugando con el significado inglés del término: loco. Y de paso, bautizó como “mamá España” a la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena, presente en el acto. La mandataria subrayó que Madrid “quiere ser internacional” y abrir sus brazos a toda cita que pueda “contribuir a un mundo de mayor paz, desarrollo económico y entendimiento”. Por eso, el Ayuntamiento ha aportado uno de los cuatro millones de euros que han servido para asegurarse la celebración de la gala, derrotando a Macao y Dubai, entre otros contrincantes. André Timmis, director de IIFA, relata que el coste total del evento es de 15 millones: el resto del dinero procede de Ifema (sede del evento), TourEspaña o llegará de patrocinadores privados, que todavía no están confirmados y que se buscarán en España, India y el resto del mundo.

Los muchos Oscar de Bollywood

La gala de la IIFA es una de las distintas ceremonias que celebra cada año el cine indio. La cita se autodefine como "los Oscar de Bollywood", un título que sin embargo comparte con otros eventos parecidos, y presume de ser única en sus características. 

"Siempre celebramos la gala en una ciudad distinta del mundo. Tenemos tres días de eventos, preestrenos de películas, espectáculos musicales en directo, y acercamos el cine indio también a la población local", defiende André Timmins, director de IIFA.

En cuanto al formato de los premios, Timmins explica que convocan a todos los miembros de la industria que quieran participar para que voten por todas las películas que se hayan apuntado. De ahí salen las nominadas: las ganadoras las escoge directamente el público, votando online. 

El responsable de la gala agrega que la elección de Madrid se debe, entre otros factores, a la voluntad de acercarse al público hispanohablante, uno de los principales del planeta. De hecho, asegura que aspiran a llevar la gala a Sudamérica y que hace dos años negociaron con Perú, pero el país no contaba con un auditorio apropiado.

A cambio de su desembolso, Madrid recibirá el desembarco extravagante de Bollywood y su ejército de fans y millones. De hecho, estos dos días han servido de cata de lo que la ciudad saboreará en verano: miles de personas rodearon ayer a Kapoor y otros dos divos– Sonakshi Sinha y Hrithik Roshan- por las calles de Madrid. Y esta mañana la presentación se convirtió en un interminable show parecido a los filmes de la industria india: videos promocionales que juraban a golpes de decibelios que “nada es imposible”, bailes al más puro estilo de Bollywood, una marea de colores y esperanzas basadas en dobles o triples cifras. Como los 15 millones de impacto económico prometido, las más de 100 estrellas que estarán en la gala o los 15.000 turistas que supuestamente visitarán la ciudad ese fin de semana.

La gala cinematográfica es, en palabras de sus organizadores “la joya de la corona”, pero sus aspiraciones van más allá. Desde 2000, la empresa privada Wizcraft International prepara esta ceremonia itinerante que ha viajado por 11 países, en busca de visibilidad y oportunidades de negocios. Este año la gala –que al igual que otras ceremonias del cine indio se define como “los Oscar de Bollywood”- recala en Europa, donde faltaba desde que invadió Ámsterdam en 2005. Y alarga su gran fiesta durante tres días: habrá una ceremonia musical y una dedicada a la moda.

“Es un ejemplo inmejorable de soft power”, defendió Ignacio Ybáñez, secretario de Estado de Asuntos Exteriores, que ha colaborado con el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid para fichar a Bollywood. Tanto él como la directora general de TourEspaña, Marta Blanco, confían en que la gala sea tan solo el comienzo de una prolífica relación entre ambos países. Ante todo, para arreglar un dato desesperante que compartió Blanco en la presentación: solo el 0,7% de los indios consultados en una encuesta reciente citaba a España como posible destino turístico.

Presentación de la Gala de entrega de los “Oscar de Bollywood” en Madrid.

Tal vez el foro económico que también se celebrará el fin de semana de la gala sirva para estrechar más lazos, o alguna que otra coproducción fílmica. Al fin y al cabo, se trata de una nación con 1.259 millones de habitantes y una infinidad de oportunidades tan colosales como su tamaño. Por limitarse solo al cine, los datos del Observatorio Audiovisual Europeo muestran que India es el país con más asistencia a las salas del mundo (1.900 millones de entradas vendidas en 2014, frente a los 87 millones en España) o el tercero por número de pantallas (11.139, en España son 3.694).

Sin embargo, al menos de momento, sus filmes apenas se ven en España y lo mismo ocurre con el cine español en India. Aunque, como toda buena regla, siempre hay una excepción: Bhavika Amarnani, de 16 años y padres hindús, contaba al final del acto que ha visto “todos” los filmes de Hrithik Roshan y que lleva persiguiéndole desde el domingo por la mañana. Y Natalia Hiranandani, de 22 y también de familia hindú, aseguraba que hasta ha aprovechado para pedirle al actor que se case con ella. De momento, dice que el intérprete no le hizo caso. Pero volverá. Solo hay que esperar hasta junio.

Más información