Selecciona Edición
Iniciar sesión

El último vals por George Harrison

El hijo del beatle supervisa el disco y DVD del concierto homenaje que reunió a Brian Wilson, Norah Jones, Ben Harper, Brendan Flowers o Perry Farrell

Ben Harper durante la actuación en el George Harrison Fest.

El 25 de febrero George Harrison habría cumplido 73 años. Coincidiendo con esa efeméride sale a la luz George Fest A night to celebrate the music of George Harrison, el concierto de homenaje celebrado el 28 de septiembre de 2014 en el Fonda Theatre de Los Angeles. A menudo, en los tributos en los que participa mucha gente se corre el mismo peligro que en las galas de premios: si no hay cierto dinamismo y entendimiento entre los músicos, estos eventos pueden ser reiterativos y tediosos. No sucede en George Fest, un proyecto que ha manejado Dhani Harrison atendiendo con mimo al cancionero de su progenitor, en otra onda diferente a Concert for George en 2002 en el Royal Albert Hall de Londres justo un año después de su muerte.

En conversación telefónica desde Los Angeles, el hijo del beatle, que no deja que se le pregunte por su padre en cualquier cuestión que no tenga que ver con este disco tributo, reconoce la ardua tarea que ha sido revisar el material que había dejado George Harrison como legado musical: “Durante mucho tiempo, me dediqué a remasterizar su catálogo, entre ese material estaban sus últimos siete discos. También el periodo que completó en Apple de 1969 a 1975 y que se compiló para una caja. Fueron en total 12 años de duro trabajo”.

El instigador de este proyecto fue el mediático presentador de televisión Conan O´Brien. “Me recomendó montar un show. Él sería el presentador y planeaba que, durante una semana, invitáramos cada día a la televisión a un músico para tocar canciones de mi padre”, cuenta Harrison. “Tenía apalabrada a gente como Norah Jones o Beck, pero, como se fue sumando más gente, cambiamos la estrategia: Los íbamos a reunir a todos una misma noche para hacer algo especial”.

A partir de ahí, el beach boy Brian Wilson (uno de los héroes musicales de Dhani), Ian Astbury o Ann Wilson se ofrecieron enseguida a participar en el proyecto, después llegaron Brandon Flowers de The Killers, Ben Harper, Britt Daniel de Spoon, la banda Black Rebel Motorcycle Club o Nick Valensi de The Strokes. “La idea inicial era editarlo en vinilo, pero previendo cómo se iba a desarrollar la velada, y la energía que intuía que iba a haber sobre el escenario, decidimos grabarlo y también filmarlo. El objetivo principal era pasarlo bien y cerrar el círculo con un proyecto fresco, con músicos jóvenes involucrados. Basta con observar a Wayne Coyne de The Flaming Lips saltando sin dejar de sonreír, o a Perry Farrell cantando emocionado Here Comes the Sun. Estaban felices de estar ahí. Aquella noche formamos una gran familia”, apunta.

De algún modo, por su fotografía, estética y concepto, este concierto homenaje recuerda a The Last Waltz, la película que inmortalizó el último encuentro de The Band filmada por Martin Scorsese, que también dirigió el documental sobre George Harrison Living in a Material World. “The Last Waltz era una referencia. En George Fest había un espíritu parecido. El concierto de Bangladesh que montó mi padre también fue una influencia porque hay una comunidad de músicos unidos con un mismo fin”, señala el hijo del guitarrista.

Dhani Harrison quería que este concierto se celebrase en una sala pequeña, logrando de esa forma una atmósfera más cálida, con el público cerca del escenario. El Fonda Theatre de Los Angeles fue el lugar escogido para la ocasión, en ese templo de la música se oyeron esa noche nuevas revisiones de clásicos como My Sweet Lord, Got My Mind Send on You, Something o Handle with Care, una pieza representativa de The Traveling Wilburys, el supergrupo que Harrison formó con Bob Dylan, Roy Orbison, Tom Petty y Jeff Lynne.

Al margen del trabajo relacionado con el creador de All Things Must Pass, el vástago de George Harrison ha publicado recientemente la banda sonora de Learning to Drive con Paul Hicks como socio. “Tengo mi propia banda, thenewno2, aunque ahora está parada, pues me había centrado en los dos últimos años en los asuntos de los que hemos hablado. Con Paul Hicks hace tiempo que colaboro. Componemos juntos y trabajó también en el audio del George Fest. Lo próximo que tengo entre manos es un proyecto muy ambicioso en el que voy a estar metido a fondo durante los dos meses siguientes, será mi primer disco en solitario, me encantaría que le echaseis un ojo”, aclara.