Selecciona Edición
Iniciar sesión

Clara Rockmore y el theremin, el instrumento que suena sin tocarlo

La lituana fue precursora de la música electrónica y ahora protagoniza el doodle de Google

Clara Rockmore durante una de sus interpretaciones.

Clara Rockmore es homenajeada este miércoles por el 105 aniversario de su nacimiento con un doodle interactivo que permite conocer los sonidos del theremin. Nacida con el apellido Reisenberg en Vilna, la capital de Lituania, en 1911, Rockmore entró en el mundo de la música en los primeros años de su vida. Se convirtió en niña prodigio del violín y fue admitida en el Conservatorio de San Petersburgo con apenas cinco años. Nadie más ha entrado a esa edad en la institución.

El encuentro de Clara Rockmore con el theremin nació de una tragedia. Un problema de huesos causado por malnutrición infantil la obligó a abandonar el violín en su adolescencia. Fue entonces cuando descubrió el theremin, precursor de los modernos sintetizadores, del que acabó por conocer todos sus secretos.

Influencias

Los aficionados a la música conocerán sin duda la envolvente canción Whole Lotta Love, de Led Zeppelin; la buenrrollista Good Vibrations, de los Beach Boys; o los álbumes Between the Buttons y Their Satanic Majesties Request, de los Rolling Stones. Los amantes del cine no habrán olvidado la lisérgica música que sonaba en Recuerda, de Alfred Hitchcock, cada vez que el personaje interpretado por Gregory Peck se sumergía en unos raros pensamientos tras ver el color blanco. 

Pocos sabrán en cambio que estos creadores deben mucho a Clara Rockmore, la gran virtuosa del instrumento que aparece en todas esas composiciones: el theremin. El theremin es un instrumento que suena sin tocarlo. Se trata de una caja con dos antenas, a la que se acerca y aleja la mano. Una modula el tono y la otra el volumen, gracias a dos circuitos que crean un campo electromagnético capaz de producir sonido. Es un invento soviético, creado en 1919 por Leon Theremin, que fascinó a Lenin.

Clara Rockmore, apellido que heredó al casarse con el abogado Robert Rockmore, interpretó con el theremin piezas de compositores como Chopin, Bach, Schubert o Saint-Saëns. A diferencia de los músicos que aprovecharon el timbre del theremin para crear efectos sonoros inquietantes o alucinantes, Rockmore creía en su uso en la música clásica y lo tocaba de forma que sonaba parecido a un violín o la voz humana. 

La artista dio conciertos en Nueva York y Filadelfia e hizo una gira de costa a costa del país junto con el polifacético Paul Robeson. Solo publicó su primer álbum en 1977, titulado The Art of the Theremin (El arte del theremin). Clara Rockmore falleció en Nueva York el 10 de mayo de 1998, a los 87 años, tras un año de enfermedad.

Más información