Selecciona Edición
Iniciar sesión

Vanesa en verso

La cantante Vanesa Martín presenta 'Mujer océano', su primer libro de poesía, arropada por sus amigos Inma Cuesta, Álex García y Silvia Abascal

Desnuda, sin el abrigo del público ni las luces ni los amplificadores de los conciertos. A capela, sin más música que la métrica de las estrofas y la cadencia de las sílabas tónicas y átonas. Así, a cuerpo limpio, sin su sempiterna guitarra por escudo, ha presentado Vanesa Martín el volumen Mujer Océano (Planeta), su primer libro de poemas. Palabras peladas, a veces líricas, a veces épicas, que retratan a una generación de mujeres fuertes, libres y comprometidas que quieren ser dueñas de sus vidas de piel para fuera por muy perdidas que se sientan por dentro.

“Estarás por ahí, en algún lugar/ comiendo y riéndote con gentes,/ como yo,/ que también hago lo prudente, /tejiéndome otras manos, /dejándome sin freno, /fingiendo que te olvido. Como en este poema autógrafo, parece Vanessa Martín (Málaga, 1985) una mujer resuelta, moderna, autosuficiente. O al menos, quiere parecerlo. Se nota que está acostumbrada a llenar auditorios pero puede que no tanto a que se la escuche en silencio sin necesidad de levantar la voz y cantarle nada a nadie. Quizá por eso, la chica amable, profesional y eficiente que debutaba como poeta con libro de tapa dura exhibía también cierto exceso de seguridad en sí misma que ocultaba probablemente cierto pudor a parecer demasiado hipersensible y vulnerable .

Por eso también, quizá, quiso Martín rodearse de amigos íntimos -los actores Inma Cuesta, Álex García y Silvia Abascal- y que fueran ellos quienes le prestaran sus voces para exponer sus versos más descarnados y carnales al público. La complicidad era absoluta, hasta el punto que Cuesta y García no podían evitar apostillar a la autora si creían que necesitaba un capote. Contó Martín que la oferta de la editorial le vino grande en principio, pero que se fue encelando en el proceso y no descarta convertir en canciones algunos de los poemas del “viaje emocional” que ha supuesto para ella sumergirse en el océano del título .

Los editores, ufanísimos, anunciaban que el libro ya se ha reeditado a base de las reservas de los libreros antes de salir a la venta. Hablaban del auge de los nuevos juglares urbanos. Un mercado lo suficientemente atractivo para que un gigante como Planeta haya decidido editar poesía, dos conceptos que hasta hace nada parecían no poder ir juntos en la misma frase. Pero las cifras cantan. Llevan más de 50.000 ejemplares vendidos de Todos mis futuros son contigo, de Marwan, otro cantante y poeta de grandes minorías gracias a su dominio de las redes sociales capaz de enganchar a la lectura a los más jóvenes. Ayer, una pequeña multitud de adolescentes guardaban cola en los grandes almacenes donde firmaba Vanesa Martín horas más tarde. “No deja de sorprenderme que en los conciertos se me acerquen niños y niñas de 14 o 15 años, cuando mis canciones son mucho más adultas. Pero creo que ellos captan la emoción, el mensaje, se sienten protagonistas, y en nuestra mano está ofrecerles lecturas que puedan sentir y que les haga pensar”.

Más información