Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
RADAR LATINO

Él Mató a un Policía Motorizado, la gran baza del ‘indie’ argentino

El quinteto de la ciudad de La Plata presenta el EP 'Violencia'

A tres años de la aparición del álbum que signó su internacionalización, La Dinastía Escorpio (aparte de Argentina, fue editado en México, Estados Unidos y España), Él Mató a un Policía Motorizado presentó el EP Violencia, con el que enarbola un puente entre su reciente pasado y su inminente futuro. “En 2015 comenzamos a preparar canciones nuevas para un disco. Luego de tirar ideas y de grabar cosas, sentimos que no encajaban tanto en lo que queríamos. Pero nos pareció que eran un buen punto intermedio entre La Dinastía Escorpio y lo que haremos”, explica Santiago Motorizado, líder del grupo insignia del indie argentino.

“Tiene un sonido más limpio, prolijo y simple. Fuimos al grano”. Lo que denotan incluso las letras, partiendo del tema que le da título a este trabajo: una de las locuciones más revisitadas por el latinoamericano en su cotidianidad. “Violencia es una palabra con una carga fuerte, aunque dentro del contexto de la canción está medio desencajada”, expedita el cantante y bajista. "Me gusta ese juego de contrastes, de generar esa incertidumbre que no se resuelve y que va para otro lado”.

El quinteto de la ciudad de La Plata es un gran alquimista de la canción minimalista. “No tiene una curva de más”, afirma el líder de la banda. “Cuando una idea está representada con pocas palabras es mejor repetirla que seguir agregando y recorriéndola”. Y esa propuesta ya ostenta una generación de vástagos, de la que destacan Bestia Bebé o Fausto y los Isotónicos. “Me pone muy contento que nos nombres como influencia. También me hace pensar que estoy un poco más viejo”. No obstante, los efectos colaterales de Él Mató a un Policía Motorizado trascienden su área de influencia directa, lo que demuestra la admiración por el grupo de parte de Jota de Los Planetas, Lou Barlow de Dinosaur Jr. o Paul Banks de Interpol. “Uno no espera que haya esa conexión con esos ídolos de la infancia, y eso te da energía”, confiesa el artista argentino, quien también desarrolló la identidad estética de su agrupación (es un reconocido dibujante local). “Pero luego, al momento de componer, te tenés que alejar de eso. Lo importante es que te guste a vos, y que sientas que lo que hacés es lo que necesitás”.

Si bien Él Mató a un Policía Motorizado es no sólo el exponente más convocante del indie argentino, sino el más internacional (junto a Juana Molina y Chancha Vía Circuito), lo paradójico es que, al igual que el resto de la escena, es ignorado por la radio y la televisión de su país. “No sé bien a qué se debe esa negación. Hay un mainstream que rebota en los medios masivos, y que todo el tiempo propone cosas muy pobres”, describe Santiago Motorizado, cuyo grupo actuó tres veces en el festival barcelonés Primavera Sound.

“Toda la vida hablé de música alternativa, y pensé que cualquier artista original arrancaba desde ese lugar. Pero todo es lo mismo. Lo sufro como escucha, además conociendo la cantidad de bandas interesantes que hay”. Sin embargo, la agrupación creada en 2003 supo resistir la adversidad. “El que va al show le gusta, lo comparte y vuelve con más personas”, asegura el músico. “Siempre tuvimos la mirada puesta un poco más allá de lo romántico que somos, y esa ambición sana nos llevó a sobrepasar los horizontes. Estamos contentos de ser parte del experimento de los demás”.