Muere Tony Dyson, el ‘padre’ de R2-D2 de ‘Star Wars’

El profesor y experto de efectos especiales fallece a los 68 años en Malta

Construyó ocho modelos del androide para la saga original

Tony Dyson, con R2-D2, en una imagen de la web oficial del creador.

El profesor y experto de efectos especiales Tony Dyson, quien construyó el androide R2-D2 de la saga original de Star Wars, ha fallecido hoy en Malta a los 68 años, informaron fuentes oficiales a la agencia Reuters. Su cadáver ha sido encontrado por la policía en su casa en la isla de Gozo, después de que un vecino alertara a los agentes ya que vio que la puerta de la vivienda estaba abierta.

Las primeras hipótesis apuntan a una muerte por causas naturales, aunque se le está practicando una autopsia para comprobar las razones de su fallecimiento, según la emisora británica BBC.

Dyson fue el encargado de convertir en realidad las ideas de Ralph McQuarrie, el diseñador conceptual que concibió el aspecto de R2-D2 y otros personajes icónicos de la saga galáctica, como Darth Vader, Chewbacca o C-3PO. El creador realizó ocho modelos del androide, en cuyo cuerpo se metería el actor Kenny Baker, tal y como relata su página web oficial.

Cuatro de las ocho unidades contaban con un sistema de movimiento por control remoto: dos de ellas en las que se sentaba Baker y otras dos para la secuencia de El imperio contraataca en la que R2-D2 es escupido fuera de un pantano por un monstruo, en el planeta Dagobah, donde vive Yoda, añade la BBC. El creador definió la época en la que trabajó para Star Wars como uno de los periodos “más fascinantes” de su vida.

“El amor por R2 es universal; ningún otro personaje de Star Wars ha sido amado a lo largo de los años tanto como R2-D2, su merchandising ha ido como un cohete y su influencia en la robótica ha sido verdaderamente destacada”, asegura un comunicado publicado en su página web cuando se anunció que el personaje reaparecería también en el nuevo capítulo de la saga, Star Wars: El despertar de la Fuerza.

El profesor colaboró también en películas como Superman II o Moonraker (de la saga de 007), para la que tuvo que crear 36 modelos de astronautas, recuerda la BBC. Y trabajó en el dragón gigante de El dragón del lago de fuego.

Más información