El Monkey Week se engancha a los álamos de Sevilla

El festival se presenta en la Alameda de Hércules después de siete años en el Puerto de Santa María

Quentin Gas & Los Zíngaros durante la presentación del Monkey Week en Sevilla.

Ya pululan las imágenes de cabezas de monos por la zona de la Alameda de Hércules de Sevilla. El festival de música independiente Monkey Week, tras siete años de éxitos en El Puerto de Santa María, se traslada a la afamada zona sevillana para su próxima edición, que se celebrará los días 13, 14 y 15 de octubre. La ciudad espera más de 150 conciertos y la presencia de hasta 400 profesionales de la música que se reunirán para promover las agrupaciones más novedosas del panorama musical, tanto español como internacional, bajo el lema "Descubre hoy las bandas del mañana". "Vamos a mantener la esencia de El Puerto como festival urbano, lo traemos a un lugar con mucha solera y de rock como la Alameda de Hércules", ha mencionado este jueves el coorganizador del festival, Tali Carreto, durante la presentación del evento Sevilla.

Bajo los álamos por los que tocaron Silvio, Triana, Pata Negra, Martirio, Kiko Veneno, Alameda o Gualberto volverán a sonar guitarras y a saltar el ingenio en la próxima edición de este festival, reconocido también por promover bandas emergentes. "Habrá conciertos al aire libre y en salas como la Caja Negra, Holiday, Malandar o Sala X y en espacios escénicos no habituales que sorprenderán", ha añadido Carreto, que ha avanzado que la zona profesional, habilitada para generar contacto entre promotores musicales, será en el Espacio Santa Clara.

"Este festival viene a sumar, a aportar al panorama musical. En Sevilla ya hay festivales consolidados, como Territorios, pero este viene a diversificar, a ofrecer algo diferente", ha apuntado el delegado municipal de Cultura, Antonio Muñoz, que se ha declarado "convencido" de que el festival será un éxito tras otorgar una subvención de 50.000 euros desde el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla para el desarrollo de esta actividad, que cuenta también con circuitos de Showcases, jornadas profesionales y feria de muestras.

Ante el vacío dejado en El Puerto de Santa María con el traslado del festival, los organizadores han dejado una puerta abierta a organizar un evento musical en la localidad gaditana. "Entendemos que esto es un impulso al sector hostelero y un mazazo porque son oportunidades de trabajo", ha explicado Carreto. El pasado enero, cuando informaron de la mudanza definitiva del evento a Sevilla comentaron que su decisión radicaba en la búsqueda de una mayor respuesta de la industria musical. "Con una mayor facilidad en comunicaciones y alojamientos, la capital andaluza supondrá un nuevo impulso en el impacto tanto nacional como internacional de Monkey Week en la comunidad profesional de la música independiente", informó la organización. Sevilla espera a los monos.