Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los Reyes refuerzan su respaldo al año cervantino

Después de las críticas a la estrategia del centenario desde la RAE y otros ámbitos, inauguran la exposición de la Biblioteca Nacional

ampliar foto
Cervantes escribiendo la dedicatoria de su obra al Conde de Lemos (Muñoz Degraín, 1916).

En el último capítulo de las glorias y miserias del año cervantino, la semana pasada, Darío Villanueva, director de la Real Academia Española (RAE), pedía un “gesto trascendente” para una, hasta ahora, deslucida conmemoración del homenaje al escritor. El viernes pasado, la Casa del Rey reaccionaba al enviar en su agenda para los próximos días la presencia de los Reyes en un acto crucial: la inauguración de una exposición sobre el autor del Quijote en la Biblioteca Nacional titulada Miguel de Cervantes: de la vida al mito (1616-2016).

“Habrá más”, comentan desde el entorno de la RAE y la comisión que organiza la conmemoración. Pero depende en parte de la situación política derivada de las últimas elecciones y la formación de Gobierno. Felipe VI anuló un crucial viaje al Reino Unido por la ronda de consultas para designar un candidato. Dentro de ese viaje de Estado estaban previstos algunos actos en los que se rendía homenaje conjunto a Shakespeare y a Cervantes, cuyo cuarto centenario de la muerte de ambos, coincide.

Si esta semana marcha todo sin sobresaltos en la agenda política de Felipe VI, los Reyes podrían anunciar su presencia también al Congreso del Español, que se celebrará en San Juan de Puerto Rico entre el 15 y el 18 de marzo. Unas cita, según los organizadores, “con un claro sesgo cervantino”, que reunirá a expertos mundiales en torno a mesas relacionadas con la creación, el lenguaje, las nuevas tecnologías y la creciente expansión del idioma a nivel global.

La Casa del Rey, preocupada ante las críticas vertidas por la estrategia y la organización del debido homenaje a Cervantes, ha decidido tomar más peso en las mismas. El vacío de poder ha coincidido con un deslucido inicio de los actos que ha originado bastantes quejas, a varios niveles, incluido el institucional. El Gobierno en funciones empezó a reaccionar ante las críticas vertidas otorgando a la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría protagonismo en la presentación el pasado 9 de febrero del programa global, con cientos de acciones relacionadas con la vida y la obra del autor en todo el mundo.

Pero todo parece indicar que la implicación de don Felipe y doña Letizia en los actos crecerá a partir de esta semana. Miguel de Cervantes: de la vida al mito, organizada por la Biblioteca Nacional y Acción Cultural Española (ACE), es uno de los acontecimientos estrella del año cervantino. La muestra reúne el más completo conjunto de obras relacionadas con el autor y su fundamental huella literaria. Cuenta con fondos que provienen de colecciones como la propia de la Biblioteca Nacional -la mayor del mundo centrada en el escritor-, que se complementará con materiales de otras instituciones nacionales y extranjeras.

Habrá más gestos de la Casa del Rey”, comentan desde el entorno de la RAE y la comisión que organiza la conmemoración. Pero depende en parte de la situación política derivada de las últimas elecciones y la formación de Gobierno

El Archivo Histórico Nacional, la Real Academia Española, el Archivo de Simancas, Museo del Prado, Ayuntamiento de Alcalá de Henares o la Biblioteca Nacional de Francia y el British Museum han cedido una valiosa aportación para participar activamente en la muestra.

Se podrán contemplar desde el retrato de Cervantes pintado por Juan de Jáuregui, que durante mucho tiempo se consideró la imagen real del autor, dos ejemplares de la presunta carta que envió al Cardenal Sandoval pocos días antes de su muerte en Madrid, la partida de nacimiento del escritor, conservada en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, un amplio espacio dedicado al Quijote, así como episodios como los de la batalla de Lepanto y su cautiverio en Argel.