Una notable coleccionista de arte cede sus fondos al Matadero

Patrizia Sandretto Re Rebaudengo depositará sus fondos de creaciones contemporáneas en el centro cultural y los irá rotando

Patrizia Sandretto Re Rebaudengo, una de las más importantes coleccionistas italianas, creadora de la fundación homónima con sede en Turín, depositará parte de su colección en el Matadero, el centro de creación contemporánea de Madrid. El acuerdo aún no se ha firmado, pero los términos están pactados. Se baraja acondicionar la nave 7 para acoger la colección. Tan sólo falta establecer algunos detalles de la colaboración y cuántas y qué piezas se trasladarán de Turín a Madrid.

“Será un conjunto importante que se quedará de forma permanente, pero rotatoria, de modo que se puedan mostrar más obras. Sin embargo, esta es sólo una parte del acuerdo, que prevé también la organización conjunta de actividades de pedagogía artística como las que desarrollamos en Italia y la producción de obras y proyectos de artistas jóvenes”, explica Sandretto. La coleccionista ha reunido unos fondos de más de un millar de obras, que constituye un enorme caudal de préstamos para los museos de medio mundo.

“Aunque a veces organizamos muestras del fondo, en Italia no lo tenemos expuesto de forma permanente. Pero las obras viajan mucho, ahora, entre otros préstamos, tenemos 60 trabajos en Quito y una docena en Sheffield”, añade la coleccionista, que en su casa tiene piezas de Annette Messager, Shirin Neshat, Tony Cragg, Thomas Demand, Mona Hatoum o Maurizio Cattelan.

Creadores jóvenes

La noticia del acuerdo entre Sandretto y el Ayuntamiento de Madrid fue comentada con satisfacción también por Luis Cueto, presidente de Ifema y coordinador del consistorio madrileño, con ocasión de la entrega de los premios A, que Arco concede a los coleccionistas más destacados. “Luis Cueto anticipó que el nuevo espacio de Matadero podría abrirse para 2018. Sin embargo, aunque sólo sea por superstición, hasta que no esté firmado no quiero adelantarme demasiado”, indica Sandretto, galardonada en Arco.

La empresaria italiana, que empezó a adquirir obras de forma sistemática en 1992, cuenta con la asesoría de Francesco Bonami, uno de los pesos pesados de la curaduría internacional. Su labor se centra en el arte más actual y no le da miedo apostar por artistas jóvenes y aún desconocidos. Todas las obras que forman parte del fondo han sido creadas a partir de los años 80, exceptuando las fotografías.