Selecciona Edición
Iniciar sesión

‘Fatima’ se impone en los César

La película de Philippe Faucon, protagonizada por una mujer de la limpieza magrebí, supera a la favorita, 'Mustang'

Patrick Bruel, Claude Lelouch y Michael Douglas, con su César honorífico. Getty

Fatima, del cineasta Philippe Faucon, se impuso anoche en los premios César del cine francés, que la coronaron como mejor película, contra todo pronóstico, y le concedieron dos premios más, mejor guion adaptado y mejor actriz revelación. La favorita de la noche era Mustang, la representante francesa en los Oscar, que se terminó marchando con cuatro galardones: mejor opera prima, guion original, banda sonora y montaje. Los César recompensaron así a dos películas de producción modesta y sin grandes nombres detrás, como ha sido costumbre en los últimos años. No es un secreto que a la Academia francesa le gusta recompensar pequeñas películas surgidas al margen de la gran industria, pero que acaban protagonizando fenómenos inesperados. En las pasadas ediciones, se llevaron el máximo galardón del cine francés títulos como Lady Chatterley, Cuscús, Séraphine, Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! o Timbuktu, que partían de una posición similar.

Como en los últimos tiempos, los César fueron para películas de producción modesta, rodadas al margen de la gran industria y sin grandes nombres detrás

La victoria de Fatima sonó, pese a todo, como una sorpresa considerable. Incluso su director, Philippe Faucon, se quedó sin palabras al salir a recoger el premio en el Teatro del Châtelet parisino. Inspirada en la vida de la escritora Fatima Elayoubi, la película retrata a una mujer de la limpieza de origen magrebí, que lucha por sacar adelante a sus dos hijas en una ciudad de provincias francesa. Presentada en la Quincena de los Realizadores del último Festival de Cannes, la película ha protagonizado un auténtico fenómeno de boca a oreja desde su estreno comercial, seduciendo a un total de 300.000 espectadores. Fatima también era la favorita de la crítica (en diciembre se llevó el premio Louis-Delluc, que concede la crítica francesa), que no ha dejado de aclamar el sutil, depurado y emotivo trabajo de Faucon, interesante cineasta que había operado hasta ahora en un flanco algo marginal del cine francés. El César debería alterar el estatus de este director de 58 años, con una decena de largos a sus espaldas. Entre ellos, La désintégration, sobre la tentación del extremismo religioso entre los jóvenes franceses de fe musulmana.

La actriz Zita Hanrot con su César como mejor actriz revelación. WireImage

Mustang fue la segunda ganadora de la noche. La película relata el destino de cinco hermanas en el norte de Turquía, sometidas a la opresión de su familia y de su cultura, pero determinadas a luchar hasta el final por su derecho a una vida libre de ataduras. La película, también presentada en la Quincena de los Realizadores, ha catapultado a la directora Deniz Gamze Ergüven, una debutante nacida en Ankara hace 37 años pero educada en París, donde su padre trabajaba como funcionario en la OCDE y la Unesco. El premio a la película, una producción francesa pero íntegramente rodada en turco, insiste en el carácter abierto que les gusta exhibir a los académicos, tras la lluvia de premios a Timbuktu en la edición de 2015. Mustang, que se estrena en España en abril, ya se acerca a los 600.000 espectadores en Francia. La cinta compite el domingo por el Oscar a la mejor película de habla no inglesa y parece la única aspirante que podría arrebatarle el premio a la gran favorita, El hijo de Saúl.

Consagración para Lindon

En las categorías de interpretación, Vincent Lindon se llevó el premio al mejor actor por La ley del mercado, consagración definitiva para un intérprete de trayectoria algo errática, al que los premios habían esquivado hasta ahora. Lindon había sido nominado seis veces al César, pero nunca lo había obtenido. Su papel de trabajador precario pero dotado de un sentido moral de hierro ha terminado por proporcionarle el galardón. Otra veterana poco recompensada hasta ahora, Catherine Frot, se llevó el premio a la mejor actriz por Marguerite, en la que interpreta a una soprano sin talento, inspirada en la historia real de Florence Foster Jenkins (que también llevará al cine el director Stephen Frears con Meryl Streep). Tras conseguir siete nominaciones, esta intérprete especializada en papeles secundarios se acabó llevando anoche el César. Además, Marguerite se llevó otros tres premios en las categorías técnicas.

El actor Vincent Lindon al recibor su César como mejor intérprete. REUTERS

Mientras tanto, el actor Benoît Magimel, revelado por su papel en La pianista de Michael Haneke, fue aclamado como mejor secundario por su papel de asistente social en La cabeza alta. La actriz danesa Sidse Babett Knudsen, conocida por haber protagonizado la serie Borgen, se hizo contra pronóstico con el César a la mejor secundaria por L’hermine, que se estrenará en abril en España como El juez. Cada vez más solicitada por el cine estadounidense (tiene papeles destacados en lo nuevo de Ron Howard, Inferno, y en la serie de HBO Westworld), Knudsen también empieza a trabajar en Francia gracias a su dominio del idioma, que aprendió trabajando de au pair en París durante su juventud.

Por último, el cineasta Arnaud Desplechin fue escogido como mejor director por Trois souvenirs de ma jeunesse. Este sofisticado y prestigioso director, que cuenta con un largo recorrido en el cine francés pero al que los César habían ignorado hasta ahora, superó a candidatos como Stéphane Brizé, Xavier Giannoli, Emmanuelle Bercot o Jacques Audiard, cuyo Dheepan, ganador de la Palma de Oro en Cannes, se fue con las manos vacías.

Premios César del cine francés

Película: Fatima.

Director: Arnaud Desplechin, Trois souvenir de ma jeunesse.

Actor: Vincent Lindon, La ley del mercado.

Actriz: Catherine Frot, Marguerite.

Actor secundario: Benoît Magimel, La cabeza alta.

Actriz secundaria: Sidse Babett Knudsen, El juez.

Opera prima: Mustang, de Deniz Gamze Ergüven.

Guion original: Deniz Gamze Ergüven y Alice Winocour, Mustang.

Guion adaptado: Philippe Faucon, Fatima.

Actor revelación: Rod Paradot, La cabeza alta.

Actriz revelación: Zita Hanrot, Fatima.

Película extranjera: Birdman, de Alejandro González Iñárritu.

Documental:

Cortometraje: La contre-allée, de Cécile Ducrocq.