Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Campo de batalla: la parrilla televisiva

Las cadenas usan sus programas estrella para tratar de dar caza a los éxitos de la competencia

Rubén Cortada, en una imagen de 'El Príncipe'. Telecinco

La noche del pasado miércoles se vivió una de las batallas más intensas del prime time en los últimos meses. En La 1, Bertín Osborne se había hecho fuerte tirando de carisma y de invitados populares en En la tuya o en la mía. Antena 3 salió al ataque con una de sus mejores bazas: la ficción nacional. Buscando el norte llegó hace dos semanas como líder de la noche con 3.466.000 espectadores, dato que incluso subió en su segunda entrega (3.765.000). Pero Telecinco tenía un as guardado debajo de la manga. Era el momento de sacarlo: los últimos capítulos de El Príncipe. La serie de Álex González y José Coronado (seguida este miércoles por 4.068.000 espectadores) y la visita de Bertín Osborne a la casa de Iker Casillas en Oporto (4.084.000 espectadores) dejaron a la serie de Antena 3 con solo 2.391.000 seguidores, casi millón y medio menos que el miércoles anterior.

Siempre que se respete la normativa que exige anunciar la programación de los canales con tres días de antelación, estos enfrentamientos de programas estrella son legítimos y parte de la competencia entre cadenas, aunque obligue al espectador a tener que elegir entre espacios que despiertan mucho interés.

Los protagonistas de 'Buscando el norte'.

“El trabajo del programador es un ejercicio de malabares con cuatro elementos: la audiencia, el catálogo, el presupuesto y los canales del grupo”, explica Patricia Marco, directora de Antena de Mediaset. A estos elementos se suma otro factor fundamental: la competencia. “La televisión es un sector muy regulado, y siempre que se haga respetando las reglas, el derecho a competir es legítimo. Lo que no debemos perder de vista es que hablamos de competir, no de una guerra. Si intentas vencer en una guerra, te matas tú”, dice Marco. Para explicar los movimientos de ataque y contraataque pone un símil futbolístico: “Imagina un Real Madrid-Atlético de Madrid. Si el Madrid cambia la estrategia de repente, ¿crees que Simeone se va a quedar quieto? Pues lo mismo en la televisión”.

Una queja frecuente entre los espectadores son los cambios de día de programas ya asentados. Un ejemplo es el reciente movimiento de Bajo sospecha de los martes a los jueves para dejar paso a la Champions League en Antena 3. Además, en ocasiones puede parecer que las cadenas utilizan sus espacios estrella como armas arrojadizas contra el rival. Desde las cadenas no lo ven así. “Ponemos al espectador en primer lugar. Entiendo las quejas, pero en nuestro grupo tenemos muy claro que trabajamos por y para el espectador”, defiende José Antonio Antón, director de Programación y Canales Temáticos de Atresmedia. Él tampoco cree que la competencia entre cadenas sea una guerra: “Sería dejar al espectador de lado. Si fuera una guerra, solo importaría matar al contrario”, recalca Antón, que explica el trabajo de programación como “algo vivo que desarrollamos casi cada día y que se adapta a las circunstancias”.

¿Qué ocurre para que se decida cambiar un programa de día —o de hora, como ha ocurrido con Gym Tony en Cuatro, que ha pasado de las 21.30 a las 15.45—? “No hay una regla, depende de las circunstancias. A veces se hace si algo sufre por la competencia, aunque a veces decidimos competir igualmente. Intentamos hacer lo mejor para el producto y respetar al espectador lo más posible. Si le mareas, lo pagas”, remata Antón. Lo que no desvelan es cuáles serán los siguientes movimientos en la parrilla. Permanezcan atentos al televisor.

Los más vistos de cada día

Lunes. Desde su regreso, El Ministerio del Tiempo lidera la primera noche de la semana, con Casados a primera vista y Chiringuito de Pepecerca de él. 

Martes. Bajo sospecha era líder hasta que cambió de día. El pasado martes, Antena 3 mantuvo el primer puesto con el especial de El hormiguero.

Miércoles. En la tuya o en la mía resultó vencedora de la noche en la gran batalla de los miércoles, pero El Príncipe le pisa los talones.

Jueves. Esta semana, Gran Hermano VIP adelantó a Cuéntame cómo pasó, que dejaron a Bajo sospecha como tercera opción de la noche.

Viernes. La ficción se impone con Allí abajo en Antena 3 frente a Sálvame deluxe en Telecinco y a José Mota presenta en La 1.