Adele confirma su reinado en los Brit Awards 2016

La cantante y compositora londinense recibe cuatro estatuillas, entre ellas, la de mejor cantante y mejor álbum por su último trabajo ‘25’

Adele, emocionada, recibe unos de los premios Brit. David M. Benett

Adele ha confirmado su indiscutible reinado al hacerse esta noche con cuatro premios Brit a los mejores álbum (25) y single (Hello), a la mejor artista británica y a su éxito global, durante una velada que convertía a Coldplay en la banda más laureada de los premios británicos de la música. El cantante y compositor James Bay, ya elegido el año pasado el favorito de la crítica, ha recibido la estatuilla al mejor solista masculino.

Una Adele muy emocionada se ha quitado esta noche la espinita de la reciente gala de los Grammy —donde desafinó notoriamente durante su actuación a causa de los “problemas de sonido”— al recoger los cuatro galardones que reflejan una vez más su condición de superventas de la mano de 25, que ha colocado millones de copias en el mercado desde su lanzamiento el pasado noviembre. A principios de este mismo mes, la cantante y compositora londinense, de 27 años, fue nombrada Artista del Año por la Federación Internacional de la Industria Discográfica con sede en Londres. Adele ha querido dedicar su primer premio de la noche a la colega estadounidense Kesha, objeto de una campaña de apoyo en internet tras perder el juicio contra su productor, al que acusaba de abusos sexuales.

También ha sido una ceremonia muy especial para los Coldplay, que con su novena estatuilla ha batido el récord de Brit Awards recabados por una banda británica (aunque muy lejos de los 17 premios en el apartado individual que posee Robbie Williams). El grupo liderado por Chris Martin, también nominado sin éxito por su álbum A Head Full of Dreams, ha brindado el galardón a los jóvenes músicos que luchan por abrirse camino en el mundillo.

Todavía en el recuerdo de muchos la aparatosa caída de Madonna durante la gala del año pasado, los organizadores de esta 36 edición han convocado sobre el escenario del londinense O2 Arena las actuaciones de estrellas como Rihanna, ya recuperada de la bronquitis que le impidió participar en los Grammys, los premiados Adele y Coldplay —ambos por primera vez en cuatro años— o Justin Bieber. El canadiense, ganador hace cuatro años del premio al mejor artista extranjero revelación, ha recogido además la estatuilla de la noche al mejor slista masculino del ámbito internacional, que en el apartado femenino recaía en la islandesa Björk y en el de grupos, en los australianos de Tame Impala y su rock psicodélico.

El voto de los fans ha procurado a la banda de rock galesa Catfish and The Bottlemen el premio a la actuación del año y a los One Direction, el del mejor vídeo artístico, en el transcurso de una velada que ha tenido uno de sus momentos estelares en el homenaje al gran David Bowie, fallecido el pasado enero.

Más información