Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sacristán se adentra en las entrañas del poder en ‘Muñeca de porcelana’

El Teatro Lope de Vega de Sevilla acoge el estreno de la versión del texto de David Mamet

Para José Sacristán, lo que hace el dramaturgo estadounidense David Mamet en Muñeca de porcelana es una colonoscopia al poder. “Muestra todas sus miserias, sus contradicciones, todas sus subterraneidades morales...”, defiende el veterano actor. “Narra una historia que se desarrolla en Estados Unidos, pero que lógica, natural y jodidamente tiene una traslación al universo entero y, en particular, a España”, asegura Sacristán durante la presentación del estreno de la obra. Muñeca de porcelana, dirigida por Juan Carlos Rubio y versionada por Bernabé Rico, levanta este jueves el telón en el Teatro Lope de Vega de Sevilla.

Escrita por Mamet para Al Pacino y estrenada a finales de 2015 en Broadway, en esta pieza Sacristán da vida a un millonario que acaba de comprarle un avión a su joven prometida y que está a punto de jubilarse. Pero el día que instruye a su joven ayudante (Javier Godino) para que se haga cargo de sus negocios, recibe una llamada que lo cambiará todo. “La obra se adentra en las relaciones entre los empresarios y los políticos, esos hilos o esas cloacas, como cada uno quiera llamarlo, que comunican el poder y la política. Sin embargo, esas comunicaciones se pueden romper. Un día eres ensalzado por todos y al siguiente puedes caer en desgracia, como le ocurre al protagonista”, explica Rubio antes de resaltar el carácter actual del texto. “Estamos acostumbrados a escuchar cada día en los medios hablar de las famosas puertas giratorias”, agrega. “La obra refleja cómo se hacen hoy las guerras. Las guerras se hacen a través del teléfono. Se puede cambiar el mundo solo con una llamada”, reconoce Godino, quien ya coincidió con Sacristán en El loco de los balcones.

A lo largo de hora y cuarto, Sacristán encabeza una sucesión de conversaciones telefónicas cada vez más tensas, interrumpidas por las breves charlas con su secretario. “Hay unos diálogos fantásticos, muy irónicos, muy cáusticos. Para un director, la obra es un gustazo”, afirma Rubio, quien comenzará en agosto el rodaje de Las heridas del viento. Tanto para él como para Rico, este es el segundo texto de Mamet que llevan al escenario tras Razas. “Cuando recibí la obra, tardé hora y poco en leérmela. Me sentí afortunado”, afirma Rico. “Mamet asegura que es mejor que el sexo oral”, bromea el también productor.

Una obra con varios desenlaces

David Mamet estuvo reescribiendo China doll (Muñeca de porcelana, en español) hasta pocos días antes de su estreno en Broadway. “Recibí un correo electrónico en el que me decía que se había cambiado el final”, afirma Bernabé Rico, quien ha versionado el texto original. Pero este no era el mejor desenlace. “Tras su estreno, Mamet volvió a cambiarlo. A la semana, ya se llevó a escena. Ese final es el que se verá estos días en Sevilla”, afirma Rico. “Estos cambios demuestran lo vivo que está el teatro”.

A diferencia de Al Pacino, quien aseguró que ponerse en la piel de este millonario ha sido uno de los papeles más difíciles que ha interpretado, Sacristán afirma que “son más las facilidades que las dificultades”. “Las únicas dificultades son técnicas, más cuando ya has cumplido unos años. El personaje implica estar en una dinámica de tensión, energía, velocidad...”, afirma el actor. “Cada vez que le veo hacer lo que hace, alucino. Es muy complicado estar diciendo un texto sin nadie al otro lado del teléfono que te haga réplica, cambiando de tema, de personaje todo el rato... Es un enorme trabajo actoral”, apunta Rubio.

La obra original, China doll, se estrenó en la primera semana de diciembre en el Gerald Schoenfeld Theatre de Broadway con duras críticas. “No fueron al texto sino a la actuación de Al Pacino. Hamlet también ha tenido malas críticas en diferentes países, y no es un mal texto. Los textos hay que ponerlos en pie en cada país, con elenco diferente... Esperemos que aquí guste. El público dirá”, mantiene Rubio. Tras su paso por el “templo” sevillano, en palabras de Sacristán, Muñeca de porcelana recalará en el Matadero (Madrid) del 3 de marzo al 10 de abril.