Un nuevo estudio ataca la “crisis de inclusión” de Hollywood

La Universidad de Carolina del Sur concluye que el cine de EE UU está protagonizado casi solo por hombres blancos heterosexuales

La Academia de Hollywood está compuesta en su gran mayoría por hombres blancos. Y las películas de Estados Unidos, también. Un estudio publicado ayer por la Universidad de Carolina del Sur aporta nuevos datos al debate sobre el supuesto racismo de la industria del cine estadounidense y los Oscar: en Hollywood hay una “epidemia de invisibilidad” que castiga minorías étnicas, mujeres y colectivos gays y transexuales, según el informe. "No se trata de un mero problema de diversidad. Hablamos de una crisis de inclusión”, defendió Stacy Smith, una de las autoras del estudio.

A tan solo cinco días de la gala, se refuerza por tanto la polémica que ha caracterizado los Oscar de este año. Desde que los premios excluyeran por segundo año consecutivo cualquier intérprete negro en sus nominaciones, estrellas como Spike Lee y Will Smith han anunciado su boicot a la ceremonia a la vez que buena parte de la industria se ha dividido entre quien acusa a la Academia de racismo y quien defiende que sus miembros tan solo escogen según el talento de los intérpretes. El propio organismo se vio obligado, en medio del huracán, a aprobar varios cambios en su composición interna que favorezcan una mayor diversidad y representatividad de la sociedad.

El estudio analizó 414 películas emitidas entre cine y televisión de septiembre de 2014 a agosto de 2015: entre otras conclusiones, el informe calcula que solo el 28% de los personajes que hablan en estos filmes pertenece a una minoría étnica, un 9% por debajo de su presencia real en la sociedad (37,9%). A la vez, menos de un tercio de estos 11.306 papeles fue interpretado por mujeres, quienes sin embargo representan alrededor de la mitad de la población de EE UU.

"El hastag #OscarsSoWhite [que han empleado los críticos con la Academia para alimentar sus ataques en la Red] debería ser cambiado por #HollywoodSoWhite”, sugiere el informe. Otros datos que sus autores destacan en las conclusiones son la casi nula presencia de homosexuales o transexuales (2%) en esas películas así como la ausencia total de personajes asiáticos en la mitad de los filmes analizados.

La Universidad de Carolina del Sur también se centra en quien crea y produce esos filmes. Así, las mujeres solo dirigieron el 15% y escribieron el 29% de los filmes estudiados. Y casi nueve de cada diez películas fueron filmadas por cineastas blancos.

El informe se suma a una larga serie de estudios que en los últimos años ha denunciado la falta de inclusión en Hollywood y los Oscar. Entre otras cifras, los intérpretes negros lograron un 9% de las nominaciones en la última década; y Kathryn Bigelow es la primera y hasta la fecha única mujer ganadora de una estatuilla a la mejor dirección. Y así seguirá, al menos un año más: en esta edición, todos los cineastas nominados son hombres.

Más información