Jerez, 20 años de festival con un futuro incierto

El certamen flamenco arranca con una extraordinaria programación a la espera de resolver sus problemas financieros

Los miles de visitantes que acuden en estos días a Jerez con motivo del Festival que lleva el nombre de la ciudad que, dedicado al baile flamenco y a la danza española, arrancó el pasado viernes, con toda seguridad ignoran la zozobra que en los últimos meses ha vivido la entidad que gestiona y organiza el evento, la Fundación Teatro Villamarta. El Ministerio de Hacienda, en cumplimiento de la Ley de Bases de Régimen Local, decretó en enero su disolución al acumular dos ejercicios económicos con pérdidas.

El Ayuntamiento de la localidad, gobernado en minoría por el PSOE, se apresuró en su día a garantizar la programación ya anunciada por el teatro, festival incluido, hasta el próximo mes de junio, en tanto se buscaban fórmulas para la gestión del equipamiento cultural, de capital importancia para la ciudad. A unos días del comienzo del evento, el mismo Ministerio ha proporcionado la buena noticia de dar su visto bueno a que el teatro pueda ser administrado por otra de las dos fundaciones municipales existentes.

En el entorno del festival, que se extenderá hasta al 5 de marzo, apenas se habla del tema, ocupados como están en las labores habituales de un evento que, entre otros datos, reúne a más de un millar de cursillistas en sus cuarenta cursos de baile, y en la presentación de las actividades complementarias, muy determinadas por la celebración de sus veinte años de vida. En los días previos se han inaugurado hasta cinco distintas exposiciones, fotográficas cuatro de ellas y una que recoge una importante muestra del patrimonio de la Compañía de Bailes españoles de Argentinita y Pilar López.

Ir al certamen al menos una vez en la vida

Hay mucho más que baile flamenco, que no es poco en el Festival de Jerez. Desde hace años, a la sombra del evento, ha venido creciendo una programación independiente denominada off festival que tiene también sus seguidores. Tal vez, estos seguidores serán quienes quizás hagan realidad las palabras de la periodista, cantaora y experta flamencóloga norteamericana Estela Zatania, quien afirmaba que al Festival de Jerez había que venir al menos una vez en la vida, aunque no se entrase en el teatro de Villamarta, centro de las actuaciones.

Es tan solo una parte de la programación extraordinaria preparada para celebrar el 20 aniversario de la cita jerezana, que incluye dos importantes eventos gastronómicos destinados a potenciar el atractivo turístico del festival: Flamencook y Tapateando. Y como plato fuerte, un extra de baile, danza o cante dentro del ciclo extraordinario XX artistas, XX espacios, XX festivales, para el que veinte grandes artistas (los Premios Nacionales de Danza Rocío Molina, Isabel Bayón y Rubén Olmo, entre ellos) han diseñado creaciones personales en pequeño formato para otros veinte espacios singulares de la ciudad, que han sido seleccionados, “por su recóndita belleza o su capacidad de evocación”, por el arquitecto Jesús Orúe.

40 espectáculos

En el programa oficial también se celebra el cumpleaños con una programación que, en palabras de su directora, Isamai Benavente, es “radiografía de estos veinte años, balance y mirada hacia el futuro”. En total, más de cuarenta espectáculos, repartidos en cinco espacios de la ciudad. El principal, Teatro Villamarta, acoge obras de figuras principales de la escena del baile y la danza como Eva Yerbabuena, Sara Baras, Carmen Cortés, Rocío Molina o la Compañía Estévez/Paños. Junto a ellos, jóvenes muy consolidados ya con trayectorias muy ligadas al propio festival —Marco Flores, Manuel Liñán…— y artistas locales como Antonio El Pipa, Mercedes Ruiz y María del Mar Moreno, también vinculados al evento.

Más allá del baile, el cante y la guitarra tienen su espacio con ciclos como De la Raíz o Toca Entre los cantaores destacan Arcángel, Antonio Reyes, José Valencia, Jesús Méndez o David Lagos; entre los guitarristas, los jóvenes Diego del Morao, Dani de Morón, Alfredo Lagos, Javier Patino y Santiago Lara.