Nace la nueva escuela de tauromaquia de Madrid con sede en Las Ventas

Se llamará José Cubero Yiyo y será financiada por Taurodelta, concesionaria de la plaza

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha estudiado en su última reunión la propuesta de creación de una nueva Escuela de Tauromaquia, con sede en Las Ventas y que nacerá con el nombre de José Cubero 'Yiyo', en homenaje al torero, madrileño de adopción, fallecido en la plaza de Colmenar Viejo en 1985.

La nueva escuela, que será financiada por la concesionaria de la plaza de toros de Las Ventas, se creará como una unidad administrativa encuadrada en el ya existente Centro de Asuntos Taurinos, según la propuesta presentada el consejero de Presidencia, Ángel Garrido, que también preside el Centro de Asuntos Taurinos.

Este Centro, que cuenta con un presupuesto anual de 1,35 millones de euros, asumirá la gestión administrativa y económica de la nueva escuela, que ‘no supondrá un incremento de gasto en materia de personal’, ha dicho Garrido en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.

Para ello, el Consejo de Gobierno deberá aprobar un proyecto de decreto que modificará la regulación del Consejo de Asuntos Taurinos para ampliar sus funciones con las propias de la Escuela.

La concesionaria de la explotación de Las Ventas financiará, mediante subvención para actividades de formación, a las distintas escuelas taurinas de la región a la que está obligada por el contrato de concesión.

El actual contrato, que vence el 31 de octubre de este año, contempla la financiación de las cuatro escuelas taurinas que hay en la Comunidad -en Madrid, Arganda del Rey, Moralzarzal y Colmenar Viejo- con hasta 60.000 euros anuales.

La dirección de la Escuela corresponderá al director-gerente del Centro de Asuntos Taurinos, que en la actualidad es Manuel Ángel Fernández.

Las funciones de la nueva Escuela de Tauromaquia incluirán la colaboración en la mejora y promoción de las fiestas de toros, y la enseñanza de los conocimientos teórico-prácticos de la tauromaquia, que ayuden a los aspirantes a formarse como toreros en sus diversas formas.

Asimismo, la escuela deberá ofrecer a los alumnos enseñanzas de carácter cultural y profesional, que les sean de utilidad para formarse como personas de manera adecuada, con la pretensión de que puedan ejercer una actividad socialmente útil.

La escuela podrá organizar actividades culturales de carácter formativo y promocional; novilladas, festivales, clases prácticas, tentaderos públicos o similar, en colaboración con instituciones públicas y privadas relacionadas con las fiestas de toros.

Según los datos de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), la actividad taurina en la Comunidad de Madrid tiene un impacto económico anual directo de 12,1 millones de euros, a los que hay que añadir otros 232,1 millones de impacto indirecto.