Selecciona Edición
Iniciar sesión
LAS COLECCIONES DE EL PAÍS

El mejor jazz desde 1939

Blue Note es el sueño imposible de dos alemanes llegados a los EE UU huyendo del nazismo. Las 20 obras maestras del sello, con EL PAÍS

“Todos estábamos locos por grabar con Blue Note”, recordaba el saxofonista Lou Donaldson a su paso por nuestro país. “Era lo máximo a lo que podías llegar siendo músico de jazz”. Mucho más que un sello discográfico, Blue Note es el producto del sueño imposible de dos emigrantes alemanes llegados a los Estados Unidos huyendo del nazismo. “Alfred y Francis no sólo amaban el jazz”, remacha Donaldson, “también a los músicos de jazz”. EL PAÍS pone a disposición del lector las 20 obras maestras del sello discográfico creado por Alfred Lion y Francis Wolff hace 77 años. Cada domingo una nueva entrega al precio de 9,95 €.

Decididos a abrirse paso en el naciente negocio del disco de jazz, Lion y Wolff recorrían cada noche los principales clubes de la Gran Manzana buscando la materia prima para sus grabaciones: “no teníamos dinero, así que pagábamos a los músicos con whisky”. En 1947 incorporaron al sello a un joven pianista llamado Thelonious Monk. El excéntrico e incomprendido genio del jazz abrirá las puertas del sello a la nueva generación de jazzistas nacida al calor del bebop: “si no es por ellos”, reconocía Donaldson, “Monk se hubiera muerto de hambre”.

Los títulos y sus fechas

John Coltrane Blue train. 21 de febrero

Miles Davis Birth of the cool +C9. 28 de febrero

Jimmy Smith Back at the chicken shack. 6 de marzo

Chet Baker The best of Chet Baker Sings. 13 de marzo

Billie Holiday Billie's Blues. 20 de marzo

Charlie Parker Sotoryville. 27 de marzo

Cannonball adderley Somethin else. 3 de abril

Duke Ellington Money Jungle. 10 de abril

Thelonius Monk Genius of modern music. 17 de abril

Art Blakey Moanin' +C20. 24 de abril

Horace Silver Song for my father (1965). 1 de mayo

Wayne Shorter Speak no evil. 8 de mayo

Bill Evans Undercurrent. 15 de mayo

Chick Corea Now he sings now he sobs. 22 de mayo

Kenny Burrell Midnight Blue. 29 de mayo

Lee Morgan The Sidewinder. 5 de junio

Joe Henderson Page on. 12 de junio

Sonny Rollins Newk's Time. 19 de junio

Herbie Hancock Maiden Voyage. 26 de junio

Dexter Gordon Our man in Paris. 3 de julio

Defensores acérrimos del sonido “mono” y los discos de pizarra, Lion y Wolff tardarán algunos años en editar los primeros discos en vinilo. Por dónde, el cambio de formato que iba a transformar la industria del disco vino a coincidir con el advenimiento del explosivo hard bop, por el que los neonatos boppers pretendían enlazar con la tradición del género. Así, el pianista Horace Silver, quien llegará a lo más alto de las listas de éxitos con su interpretación Song for my father (Cantiga para meu pai): exotismo y sensualidad al gusto de la mayoría.

La aparición del tema coincidiría en el tiempo con otro éxito crossover para el sello a cargo del trompetista Lee Morgan: The sidewinder. El nuevo soul-jazz no sólo se escucha; también se baila. A partir de éste momento, todo disco salido de la factoría Blue Note deberá contener con, al menos, un tema “radiable”. El consecuente e inevitable cambio de modelo productivo conducirá a que cada paso, desde la toma de sonido al diseño de la portada, lleve la firma de su autor, entre ellos, un joven dibujante llamado Andy Warhol.

Blue Note va a convertirse en la plataforma de los nuevos talentos del hard bop, como el saxofonista Wayne Shorter o el pianista Herbie Hancock. Chick Corea –eran otros tiempos- grabará para el sello su disco más atrevido en la línea del emergente free jazz: Now he sings now he sobs. Pero no todo iban a ser jóvenes desconocidos. En 1961, Lion y Wolff saldrán al rescate de un Dexter Gordon a la deriva y le traerán de vuelta al mundo de los vivos. El saxofonista de sonido poderoso y hábitos no del todo recomendables grabará para Blue Note sus mejores discos, incluyendo el clásico Our man in Paris.

La edición de EL PAIS incluye dos directos poderosos a cargo de Charlie Parker -At Storyville- y Billie Holiday -Billie´s blues-, y una obra maestra incontestable, The birth of the cool, con las grabaciones del celebérrimo noneto de Miles Davis editadas en su momento por el sello Capitol. 9 años después, el voraz trompetista tomará al asalto la sesión de grabación del saxofonista Canonnball Adderley hasta convertir Somethin´ Else en algo propio. El supuesto líder de la sesión nunca se lo perdonó.

Una atinada selección del Chet Baker cantante y el encuentro inter generacional no exento de roces entre el “viejo” y el “nuevo” jazz (Money jungle), deja su lugar a la primera de las colaboraciones entre el pianista Bill Evans y el guitarrista Jim Hall: Undercurrent. Para John Bucklin, “uno de los discos de jazz más hermosos jamás grabados”.