Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
EDITORIALES

Pasión por el periodismo

Babelia se propone conocer emprendedores culturales detrás de los libros. La editorial Círculo de Tiza es la primera parada de nuestro viaje

G.K. Chesterton creía que la Biblioteca del Museo Británico cumplía las funciones de un sanatorio mental. Allí podía encontrarse esa tipología libresca que Julio Ramón Ribeyro señaló en sus Prosas Apátridas: libros viscosos, libros acolchados, libros-meteoro, libros inexpugnables, libros-larva, libros orquestales, libros resbalosos, etc. También están los libros que únicamente entretienen. Conviene respetarlos porque, entre otras cosas, son libros que espantan tristezas en salas de espera. Pero, ¿por qué creer en los libros? ¿Por qué hacerlo en una época en la que parece que la cultura está menos protegida que nunca? Y finalmente, ¿en qué libros debemos creer?

Babelia se propone conocer a aquellos emprendedores culturales que se esconden detrás de los libros que ocupan las estanterías de librerías y bibliotecas en nuestro país. Comenzamos el itinerario con una de las editoriales que ha desembarcado más recientemente en el panorama editorial español. Nacida hace poco más de un año en Madrid de la mano de Eva Serrano y con catorce libros en su catálogo actual, Círculo de Tiza toma su nombre de la obra teatral El círculo de tiza caucasiano que Bertold Bretch estrenara en 1948. Allí, el círculo de tiza actuaba como escenario de una disputa maternal; aquí, como una ficción y un juego que implica comunidad e intereses compartidos. Para Eva Serrano existen libros “singulares, libros sensibles y bien escritos que llegan al corazón de quien se atreve a leerlos. Textos que no entran en el circuito de las grandes editoriales y que quizás no interesan a las mayorías”. Esos son, precisamente, los libros que Círculo de Tiza ha decidido publicar.

“La idea de triunfar o fracasar, a ciertas alturas de la vida, resulta irrelevante. Entonces, ¿por qué no emprender, por qué no intentarlo?”, se pregunta Eva Serrano. La nueva editorial madrileña está formada por cuatro mujeres apasionadas por la literatura que sólo sabían de aquellos libros que les gustaban. Entre ellos, destacaba un nutrido grupo de obras pertenecientes al periodismo literario o narrativo, un género que según Serrano, estaba poco reconocido: “El Premio Nobel de Literatura a Svetlana Alexiévich nos ha dado un impulso y la gente empieza a entender que el periodismo y la realidad pueden ser materias poéticas en sí mismas”. Con una estupenda acogida entre el público, Círculo de Tiza ha publicado obras de los periodistas más relevantes de España (Vida de Santos, Antonio Lucas; El tiempo reversible, Paco Umbral o Radical libre, Manuel Vicent), Latinoamérica (Zona de obras, Leila Guerriero o Lacrónica, Martín Caparrós) y el mundo anglosajón (Hambre de realidad, David Shields).

Las cartas de Francis Scott Fitzgerald reunidas en El arte de perder. Una vida en cartas -con traducción e introducción de Martín Schifino y epílogo de Alejandro Gándara-, constituyen la última propuesta que la editorial ha lanzado a las librerías del país: “Este es un libro que yo quise traducir cuando ni siquiera existía la editorial. Conseguir publicarlo ahora ha sido un auténtico logro para mí”, confiesa Eva Serrano. Con una estética cuidada en la que predomina un solo color para cada autor y con el diseño gráfico de Miguel Sánchez Lindo para cada portada, las obras de Círculo de Tiza están haciendo honor a aquello que un día pronunciara el filósofo latino Séneca: “No es preciso tener mucho libros, sino tenerlos buenos”.