Selecciona Edición
Iniciar sesión

La Celestina enseña su rostro

José Luis Gómez se mete en la piel de la alcahueta de Fernando de Rojas en un montaje que se estrena en abril en La Comedia

Ya asoma el rostro de La Celestina, el montaje que, dirigido y protagonizado por José Luis Gómez, se estrenará el próximo mes de abril en el Teatro de la Comedia, de Madrid. La caracterización de José Luis Gómez como la alcahueta Celestina ha llegado, como en todos los trabajos del director del Teatro de La Abadía, tras un proceso de interrogación testaruda del texto de Fernando de Rojas, escrito en 1499, “la obra más inteligentemente corrosiva y negra de la literatura española de todos los tiempos”. Una imagen en la que, dice Gómez, habitan todos los demonios de La Celestinay en la que está también la herida, “la llaga, como diría Fernando de Rojas”, de todos los personajes de este universo regido por el poder del dinero y el goce sexual.

En ese proceso exhaustivo de lectura, Gómez ha encontrado muchos rasgos físicos que le han ayudado a ir elaborando la imagen definitiva que esta mujer mostrará en el montaje coproducido por La Abadía y la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Se habla de un ojo malo, de una cicatriz, de una mujer barbuda... En esta caracterización ha contado con la ayuda del director artístico de la obra, Alejandro Andújar, además de la maquilladora Lupe Montero.

Para esta imagen, Gómez también se ha inspirado en el cuadro de Picasso —La Celestina (1904) Museo Picasso de París—, y de otros más. “He estado horas delante del cuadro de Picasso”, explica el director y académico de la lengua. La caracterización del rostro de esta Celestina llevará un trabajo diario de casi una hora de maquillaje.

'La Celestina', de Picasso.

Para José Luis Gómez, no es posible entender el alcance de La Celestina, también conocida como Tragicomedia de Calisto y Melibea, soslayando el contexto social en el que surge o desconociendo la vida de quien la creó. Fernando de Rojas, nacido en 1476, perteneció a la tercera generación de judíos conversos. “De Rojas tuvo que habérselas con una situación existencial árida en permanente batalla con el odio burocrático institucionalizado. Las ciudades eran una especie de cárceles vigiladas, donde los ciudadanos estaban sometidos a una vigilancia extrema y siempre bajo la angustiosa y continua posibilidad de delación”, explica el director. Los judíos conversos, sostén indispensable para la organización del estado, entonces bajo el mandato de los Reyes Católicos, vivieron una existencia esquizofrénica y fanática. Por todo ello, Gómez se asombra al comprobar como Fernando de Rojas pudo, desde este contexto tan duro, “escribir una de las obras más turbadoras jamás escritas y liberar con ella una extraordinaria y oscura belleza”.

El reparto de La Celestina se completa con Marta Belmonde (Melibea), Diana Bernedo (Lucrecia), Miguel Cubero (Pármeno), Palmira Ferrer (Alisa), Chete Lera (Pleberio), Nerea Moreno (Areúsa), Inma Nieto (Elicia), Raúl Prieto (Calisto) y José Luis Torrijo (Sempronio). La obra se representará en La Comedia del 6 de abril al 8 de mayo.