Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un año de literatura, teatro, danza y cine para honrar a Cervantes

El Ministerio de Cultura presenta los actos del IV Centenario de la muerte del escritor

Se revolvían ya los huesos de Cervantes esperando este momento: la presentación del programa de actividades que conmemorarán el IV Centenario de su muerte. Este martes, el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, fue el encargado de dar a conocer los actos con los que se conmemorará este año cervantino. Estaba acompañado por algunos volúmenes del autor que se conservan en la Biblioteca Nacional de España (BNE), entre ellos la primera edición en inglés del Quijote, quizá como guiño a su compañero de centenario, William Shakespeare.

La celebración que desgrava

Para incentivar la participación y la inversión privada, se le ha dado a esta conmemoración carácter de acontecimiento excepcional de interés público, lo que significa que ofrece amplios beneficios fiscales, que alcanzan hasta el 90% de lo invertido para las empresas que contribuyan en la realización o a la divulgación de las actividades del IV Centenario.

Esta institución será el lugar donde se den los dos pistoletazos de salida de todas las celebraciones. El primero, ayer, con la segunda reunión del pleno de la comisión nacional para la celebración del IV Centenario de la muerte de Cervantes, presidido por la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría. El segundo, y principal, el 2 de marzo cuando se inaugure Miguel de Cervantes: de la vida al mito (1616-2016). Una exposición que reunirá un importante conjunto de piezas relacionadas con la vida y la obra del escritor, gran parte de ellas conservadas en la BNE —es la institución que posee los fondos más completos en lo que a Cervantes se refiere—, y que además aunará piezas de otras instituciones como el Ayuntamiento de Alcalá de Henares (ciudad natal del escritor), los archivos generales de Indias o de Simancas y la Universidad de Sevilla.

Las exposiciones serán unas de las actividades principales de esta conmemoración y se celebrarán en diferentes contextos, desde grandes instituciones como el Museo del Prado, que prepara una muestra para final de año en la que se exhibirán las relaciones entre dos de los máximos representantes del Siglo de Oro, Velázquez y el Príncipe de los ingenios, hasta exposiciones en la red de bibliotecas municipales de Madrid, como El Quijote en naipes.

También se puso ayer en marcha 400cervantes.es, la web del cuarto centenario, uno de los elementos que abandera el carácter de apertura que se quiere remarcar este año. Otro aspecto fundamental es el de la difusión de la vida y obra del autor más universal de la letras hispanas. Los datos no parecen muy alentadores, Lassalle se refirió al resultado del Barómetro del CIS de junio de 2015 —cuando se celebraba el IV Centenario de la publicación de la Segunda Parte de El Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha—: solo un 21,6% de los españoles se había leído completo El Quijote y poco más del 16% conocía el nombre real de su protagonista.

Igual que en la web del centenario, en la que se puede viajar con el escritor a los lugares que formaron parte de su vida, las celebraciones viajarán por todo el mundo gracias al Instituto Cervantes y a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. El objetivo de celebración es global, pero Lassalle ha querido señalar que se ha respetado la autonomía de cada organización o institución que participa. Esta globalización queda también patente en todos los planes en los que ha trabajado la comisión, además del de las actividades culturales y el dedicado a fomentar la investigación. Una de sus finalidades es impulsar los estudios científicos en torno a este autor y publicar y difundir sus avances. Así, la BNE dará un impulso a la digitalización de los fondos cervantinos. En enero se presentó una edición facsímil de los 11 documentos originales que se conservan de Cervantes y que no se habían agrupado antes. A actos como este y como la representación de Entremeses en el madrileño Teatro de la Abadía, entre diciembre de 2015 y el pasado enero, se refirió José Pascual Marcos, director general de Políticas e Industrias Culturales, que declaró a EL PAÍS que no había retraso en el comienzo del IV Centenario, aludiendo a la polémica creada por la demora en la presentación del programa.

Un programa “abierto”

Lassalle también hizo referencia a este hecho, mencionando que Reino Unido solo se había adelantado en la presentación del IV Centenario de la muerte de Shakespeare en dos semanas. Manifestó que el programa se presenta ahora pero que es un “work in progress” que sigue abierto, para el que se pueden continuar recibiendo propuestas y que las celebraciones se prolongarán más allá del 2016, hasta junio del próximo año.

La colaboración de RTVE ayudará a dar a conocer la figura del escritor con la grabación de una tv movie sobre una de las novelas ejemplares, La española inglesa, y otra bajo el título de Cervantes contra Lope.

Otro de los hitos de este año cervantino se producirá en El Liceo de Barcelona con la representación de El hombre de la Mancha, dirigido por Mario Gas. Otro es la creación por parte de la Compañía Nacional de Danza del ballet clásico Don Quijote, que ya se ha representado en el Teatro de la Zarzuela. El espectáculo girará por varias ciudades españolas y por Japón, Rusia, Chile y Reino Unido. La colaboración con este último país es obligatoria por la coincidencia de los dos autores que comparten efeméride. El Hay Festival en sus sedes de Gales y de Segovia serán también escenarios para el debate en torno a los dos genios.