Canal +, mucho más que televisión

La cadena de pago abrió un nuevo escaparate para la cultura con cine de estreno y series

En junio de 1990 arrancaban las emisiones de Canal + en España. Un canal de pago que llegaba de la mano de Sogecable (propiedad de Prisa, editora de EL PAÍS) poco después de que arrancaran las emisiones en abierto de Antena 3 y Telecinco. El lunes 1 de febrero de 2016, Canal + cedió su sitio a #0, la nueva marca de Movistar + que bebe de sus mismas fuentes. Pero Canal + era más que una cadena de televisión.

En su alma estaba Juan Cueto, primer director del canal. “Todos somos hijos de Juan Cueto”, dice Alex Martínez Roig, director de Contenidos de la cadena desde 2005 y ahora en Movistar +. Cueto recuerda aquellos comienzos como una etapa de mucho trabajo (“pero lo pasamos estupendo”) y en la que tuvieron que hacer “mucha pedagogía” para explicar al Consejo de Administración por qué creer en un proyecto que tenía al cine de estreno y las retransmisiones de fútbol (área liderada por Alfredo Relaño) como grandes bazas. “Era una televisión de pago, y la gente pagaba por dos cosas: por el cine de estreno y por ir al fútbol. Eran los dos fenómenos de masas”, rememora Juan Cueto. “Lo que consiguió el Plus es acostumbrar a la gente a ver el cine de estreno en la tele y una calidad de retransmisiones deportivas que no encontraba en otras televisiones”, destaca.

No solo fue complicado convencer a los accionistas de que ese modelo, exitoso en Francia, podía tener futuro en España. También hubo que convencer a las majors del cine. “Yo veía el consumo que había en ese momento en los videoclubs y sabía que había gente dispuesta a pagar”.

James Gandolfini, en el papel de Toni Soprano.

Esa misma observación es lo que le llevó a apostar por emitir películas porno. “La gente alquilaba muchísimo porno”, señala Cueto mientras reconoce lo arriesgado de toda la apuesta. “Cuando una vez me dijeron la inversión que suponía el fútbol y el cine me asusté. Casi prefería no saberlo”, recuerda entre risas.

Pero Canal + no solo es fútbol y cine. También es toros, informativos, programas... Y series. “Las series son la nueva narrativa. Muchos espectadores estaban abandonando el cine por las series. Nosotros podíamos darles un entorno, acelerar los procesos y cuidar las series para ofrecerlas de forma legal. Eso también es crear cultura”, reivindica Alex Martínez Roig. En Canal + los españoles conocieron a Toni Soprano, el mafioso protagonista de la serie que cambió la televisión para siempre, Los Soprano. O un hito en la comedia televisiva como Friends. O el impresionante despliegue de medios de Juego de tronos. Las series han encontrado en Canal + un hogar donde hacerse fuertes.

Igual que Cueto, Martínez Roig también lamenta que el Plus tuviera que dejar de lado la producción propia. “El coste tremendo del fútbol se llevó muchos recursos, lo mismo que los acuerdos con las majors del cine. Había que elegir”, señala Martínez Roig. Así fue hasta que llegaron ¿Qué fue de Jorge Sanz? y Crematorio. Fernando Bovaira, parte de Canal + desde antes de que se hubiera concedido la licencia para emitir y donde llegó a ser director de Contenidos, produciría tras su marcha la serie Crematorio. “Nos dejaron una gran libertad creativa para un producto con una gran complejidad narrativa”, recuerda de aquella apuesta por el talento nacional. “Canal + marcó un antes y un después, tanto en la forma, con sus cortinillas, autopromociones... como en el contenido. Fue una ventana de exposición de los productos que no había antes”, rememora Bovaira.

Un canal que abrió nuevas vías, que ayudó a que se entendiera que la televisión también es cultura y que ahora evoluciona para empezar de #0.

Una evolución que mantiene vivo su espíritu

Aunque Canal + haya dicho adiós, su evolución, el nuevo canal #0 de Movistar +, mantiene vivo su espíritu aunque con el foco puesto en la producción propia. “Frente a la llegada de grandes plataformas globales, la forma de mantener una posición potente es invertir en talento español. Es lo que estamos haciendo tanto desde #0 como en la apuesta por las series de producción propia”, destaca Alex Martínez Roig.

#0 sigue contando con el equipo que hacía Canal + e incluso mantiene programas tan icónicos como El día después, Informe Robinson o las entrevistas de Iñaki Gabilondo.

“Todo lo que hemos aprendido con Canal + lo vamos a aplicar ahora en esta nueva etapa”, remata el directivo, que destaca cómo el canal “ha defendido su modernidad” a lo largo del tiempo, sabiendo adaptarse a las necesidades y siempre a la vanguardia en cuanto a tecnología y tendencias.