Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un cuadro robado en Nueva York reaparece medio siglo después

La obra del pintor Antoine Blanchard estaba a la venta en una web de una galería de Miami

Entre 1954 y 1968, la galería de arte Herbert Arnot, situada en Nueva York, sufrió un descomunal saqueo. Las estimaciones oficiales apuntan a que un trabajador de la galería fue capaz de robar hasta 3.000 obras de arte en ese periodo de tiempo como si tal cosa. Cuando el ladrón fue detenido, la policía pudo recuperar 800 cuadros, pero muchos otros quedaron ocultos en un mercado subterráneo. Casi medio siglo después del latrocinio, uno de esos cuadros que estaba en paradero desconocido, La Porte St. Denis, del pintor francés Antoine Blanchard, ha reaparecido. El cuadro fue identificado cuando estaba a la venta en la web de una galería de Miami, en el Estado de Florida.

La familia Arnot pertenece a una dinastía de galeristas que empezó en Viena a mediados del siglo XIX, uno de cuyos descendientes llegó a Estados Unidos y siguió la tradición. El robo que sufrió la galería quedó como una espina clavada en la familia, que ha seguido buscando las obras expoliadas. Para ello ha contado con la colaboración Art Recovery Group, una empresa asentada en Londres dedicada a la búsqueda y recuperación de obras de arte robadas.

Fue en noviembre del año pasado cuando la obra de Blanchard (1910-1988) fue hallada mientras estaba a la venta en una web de la galería de Miami. Se trataba de La Porte St. Denis, uno de los numerosos cuadros en los que Blanchard retrató calles y escenas cotidianas de Paris. Art Recovery Group se puso en contacto con los dueños de la galería para gestionar la devolución de la obra de arte a sus legítimos propietarios, la familia Arnot.

Según un comunicado que ha hecho público Art Recovery, el actual propietario del cuadro era un empresario de la construcción de Florida que había aceptado el cuadro en pago a un trabajo de su empresa y que había decidido venderlo para obtener dinero. La nota subraya que el proceso legal en Estados Unidos para casos como este es bastante más sencillo que en otros países ya que las leyes americanas contemplan que nadie puede tener la propiedad de una obra de arte robada, aunque la haya comprado de buena fe o haya transcurrido mucho tiempo, como es el caso. Por tanto, el cuadro volverá a la galería neoyorquina.

Este es el tercer cuadro de Blanchard que Art Recovery ha conseguido que se devuelva a la familia Arnot. El máximo responsable de Art Recovery, Christopher Marinello, se ha mostrado satisfecho de dar un paso más para cerrar una herida que se abrió hace décadas y subrayó que Internet está siendo de enorme ayuda para la recuperación de obras robadas en el pasado. Por su parte, la galería agradeció a Marinello las gestiones realizadas para rescatar otra de las cientos de obras robadas en el pasado.

Más información