Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

10 latinoamericanos y un español compiten por la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

Schweblin, Aira, Vásquez y Abad son algunos de los candidatos de la segunda edición del premio, dotado con 100.000 dólares

El jurado del Premio Bienal Mario Vargas Llosa ha pulido las 255 obras que enviaron sellos editoriales, agentes y escritores hasta reducir la lista a tan solo 11 libros. El fallo de esta segunda edición, dotado con 100.000 dólares y que aspira a convertirse en una referencia de las letras en español, se conocerá en abril. Entre los seleccionados están los argentinos Samantha Schweblin (Distancia de rescate) y César Aira (El santo); los colombianos Juan Gabriel Vásquez (La forma de las ruinas) y Héctor Abad Faciolince (La oculta); y el mexicano Héctor Aguilar Camín (Adiós a los padres).

El secretario del jurado, Juan Jesús Armas Marcelo, comentó que a diferencia de la primera edición, donde se disputaron el trofeo más de 320 obras, este año “la cosecha literaria española no ha sido excesivamente buena”.

Llegaron a la fase final también el peruano Renato Cisneros, con La distancia que nos separa -que va en su quinta reimpresión en menos de un año-; la nicaragüense Gioconda Belli, con El intenso color de la luna; la dominicana Rita Indiana, con La mucama de Omincunlé; el uruguayo Fernando Butazzoni por su novela Las cenizas del cóndor, y el chileno Carlos Franz por Si te vieras con mis ojos. El único español seleccionado es Luis Mateo Díaz por La soledad de los perdidos.

En 2014, el colombiano Vásquez fue uno de los tres finalistas en la primera edición del certamen, en el que se impuso el español Juan Bonilla con Prohibido entrar sin pantalones.

El año pasado se impuso el español Juan Bonilla con 'Prohibido entrar sin pantalones'

El jurado está presidido este año por el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, e integrado por el narrador peruano Alonso Cueto, el ensayista y crítico mexicano Gonzalo Celorio, la hispanista sueca Inger Enkvist, y Will H. Corral, profesor universitario ecuatoriano, afincado en Estados Unidos, informó Armas Marcelo, en nombre de la Cátedra Vargas Llosa, en una conferencia de prensa realizada en Lima.

El vocero anunció que “un festival literario del 18 al 21 de abril arropará el premio bienal de novela en Lima, con la presencia de unos 40 escritores e intelectuales iberoamericanos”,

Armas Marcelo indicó que este año han corrido más riesgos que la primera vez: “la mitad de los 40 invitados serán jóvenes y también mujeres, y no por una cuestión de cuota, sino porque hay una gran cantidad de buenas escritoras en este momento”.

“Este premio pretende convertirse en el más prestigioso de la lengua española para novela publicada, y está dotado en 100.000 dólares”, añadió.

El festival literario de cuatro días se realizará en la sede de la Universidad de Ingeniería y Tecnología, UTEC, el patrocinador principal, y en los campus de otros ocho centros de estudios: la Universidad Ricardo Palma, la Pontificia Universidad Católica del Perú, la Universidad de Lima, la Universidad Cayetano Heredia, USIL y Unife, entre otras.

Carlos Garnés, a nombre de la Cátedra Vargas Llosa, comentó que han asegurado su participación al festival literario, entre otros, los argentinos Martín Caparrós y Samantha Schewblin; los colombianos Vásquez, Camilo Hoyos, Andrés Hoyos y Pilar Reyes; los españoles Berta Vias, Marta Rivera de la Cruz y José Esteban Gonzalo; el guatemalteco Eduardo Halfon; y los peruanos Fernando Ampuero, Miguel Gutiérrez, Oswaldo Reynoso, Jeremías Gamboa, Abelardo Sánchez León, Dante Trujillo, Mariana de Althaus, Raúl Tola y Julio Villanueva Chang.

Armas Marcelo destacó que tanto en las novelas seleccionadas como en las mesas redondas de abril hay un “panorama de la literatura latinoamericana actual con mucha novela política, autoficción, y ciencia ficción”.

Los organizadores precisaron que el escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010, no asistirá esta vez al festival en abril como ya hizo en 2014.