Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ortega, vínculo cultural entre continentes

Un congreso profundiza en la labor del filósofo como difusor del pensamiento moderno de Europa en España y América. La cita desvela epistolario inédito con colegas y discípulos

“Mañana jueves me caso: fenece en mí, pues, la posibilidad de un Don Juan que no lo ha sido”. Quien así ironiza, por carta, sobre su vida privada, es un joven de 26 años, profesor de Filosofía, que escribe el 6 de abril de 1910 a Francisco Giner de los Ríos, autoridad intelectual y fundador de la Institución Libre de Enseñanza, el proyecto pedagógico que quiso reformar la enseñanza en España para acercarla a los modernos modelos europeos. Quien así escribía es José Ortega y Gasset (Madrid, 1883-1955) —cuando aún no había publicado ningún libro— en una misiva que desprende admiración y respeto entre ambos, a pesar de la diferencia de edad, más de 40 años.

Esa carta, que acaba con “un abrazo de respeto y otro de cariño”, es uno de los documentos inéditos que se presentan en el congreso internacional Los epistolario de Ortega y las redes culturales europeas y americanas, que se celebra hoy jueves y mañana en la sede en Madrid de la Fundación Ortega-Marañón. Participan ponentes de universidades e instituciones académicas españolas y de Argentina, Brasil, Italia, Perú, Polonia y Portugal. Una cita que “demuestra con datos, con cartas, la idea de Ortega como catalizador de la cultura, mediando entre España, Europa y América”, destaca el director del Centro de Estudios Orteguianos de la Fundación Ortega-Marañón, Javier Zamora Bonilla.

El congreso muestra a un “Ortega más íntimo”, dice Zamora, el que se relaciona con sus discípulos, con historiadores alemanes, con pensadores portugueses o el que profesa una gran amistad con María de Maeztu, la pedagoga que dirigió la Residencia de Señoritas, el centro pionero que fomentó la educación universitaria para mujeres en España. Ambos se cruzaron casi medio centenar de cartas, inéditas hasta esta ocasión.

Carta a un gran amigo

Otro nuevo documento es el escrito de Ortega a su gran amigo Fernando Vela, secretario de la publicación Revista de Occidente, con quien se escribió durante 40 años unas 30 cartas que ahora salen a la luz. El 4 de octubre de 1942, un Ortega en el exilio portugués anima a Vela, que lo estaba pasando mal económicamente, a unir esfuerzos y dineros para volver a publicar Revista, pero en Portugal, y poner en marcha una editorial, Azar. Ortega le confiesa: “Desde hace seis años mi vida es un permanente descarrilamiento”, aunque confía en que “volver a trabajar juntos será plena seguridad en el éxito”. Sin embargo, “la realidad es tozuda”, señala Azucena López Cobo, la experta que se ocupará en el congreso de este epistolario. “Esta empresa no llegó a materializarse, ni Revista de Occidente se publicó en Lisboa, ni lo hizo hasta 1963 en Madrid, y Azar solo edito allí un libro”, añade López Cobo.

José Ortega y Gasset, en una entrevista en Hamburgo en 1953.

Hay otros nombres más conocidos de la cultura española con los que se comunicó este intelectual, criado en la alta burguesía ilustrada, y que son materia de tres ponencias. Las cartas que intercambió con Azorín no son conocidas, unas 70 en su conjunto. Fue una “amistad con altibajos y polémicas en la prensa”. Sin embargo, Ortega “estuvo detrás de la fiesta” que se organizó en Aranjuez, en noviembre de 1913, al escritor alicantino para compensarle el disgusto de no haber sido elegido miembro de la Real Academia (lo sería en 1924).

Lo mismo sucedió con Miguel de Unamuno, “su referente”, con quien mantuvo agrias polémicas políticas, pero cuando el filósofo bilbaíno fue apartado como rector de la Universidad de Salamanca, en 1914, “Ortega se puso al frente de los que le defendieron”. Con otro miembro de la Generación del 98, Pío Baroja, hubo choques por las críticas a sus libros. “Decía que escribía mal y que sus obras no tenían estructura, aunque le encantaban sus novelas”. De esta relación se aportan otras 17 cartas inéditas. Zamora sostiene que las reseñas literarias de Ortega hoy no se publicarían: “Eran muy duras, políticamente incorrectas”.

Transcripción de la carta a Giner

JOSÉ ORTEGA Y GASSET

ZURBANO, 22

Sr. D. Francisco Giner

Querido D. Francisco: uno de estos días irá á verle el Sr. D. Pedro García Morales. Es un hombre de Huelva que vive en Londres estudiando música. Me lo ha enviado Ramiro de Maeztu: es rico y liberal. Quiere hacer algo de escuelas.
Mañana jueves me caso: fenece en mí, pues, la posibilidad de un Don Juan que no lo ha sido.
Un abrazo de respeto y otro de cariño.

José Ortega y Gasset

Miércoles 6 de Abril de 1910

De las redes culturales que tejió Ortega y a las que se refiere el título del congreso, Zamora hace hincapié en varios momentos. “A partir de 1907, escribe artículos políticos en prensa y se relaciona con Giner de los Ríos; después funda varias revistas que duran poco pero le dan visibilidad. 1914 es un año clave porque presenta la Liga de Educación Política Española y publica Meditaciones del Quijote, su primer gran libro”. Luego vendrían la revista España, el diario El Sol (1917), un periódico moderno del que fue su ideólogo. Viajó a Sudamérica, donde empieza a ser conocido por sus conferencias; en 1923 crea Revista de Occidente y en 1931 es uno de los intelectuales fundadores de la Agrupación al Servicio de la República. En su afán por modernizar España, trajo los nuevos movimientos filosóficos y científicos, como la teoría de la relatividad de Einstein. Y, a su vez, “introdujo el psicoanálisis en Latinoamérica”.

La Fundación Ortega-Marañón enmarca este congreso en un ambicioso proyecto, con la colaboración del Ministerio de Economía, para editar en el futuro todos los epistolarios cruzados de Ortega con sus amigos y personalidades. “Tenemos catalogadas 2.124 cartas escritas por él y unas 8.900 que recibió”. Además, están “los papeles de interés biográfico”, otros 8.320 documentos, entre correspondencia con editoriales, trámites…

¿Es hoy Ortega un pensador vigente o ha quedado desfasado? “Tuvo un discurso crítico”, subraya Zamora, “contra el separatismo y la corrupción; quería demoler la vieja política, por ello exigió a los partidos políticos más democratización y a los Gobiernos una política más social”.

Apuntes de la vida de un filósofo

Nacido en 1883, en Madrid, José Ortega y Gasset pertenecía a una familia de la alta burguesía ilustrada.
Viajó a Alemania para completar su formación. En 1910 logra la cátedra de Metafísica de la Universidad Central de Madrid.
‘Meditaciones del Quijote’ (1914) fue su primera obra importante. En 1921 publica España invertebrada.
‘La rebelión de las masas’ (1930) consiguió una gran repercusión internacional.
Promovió la Asociación de intelectuales al Servicio de la República en 1931.
Con la Guerra Civil se exilia a París, Buenos Aires y Lisboa.
Muere en 1955 en Madrid.

Más información