Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El director George Miller presidirá el jurado del 69º festival de Cannes

El cineasta es capaz de conjugar "el público masivo y los más altos estándares artísticos", según el certamen

El creador australiano opta al Oscar por 'Mad Max: Furia en la carretera'

El año pasado fue triunfal para George Miller. Pero este 2016 tampoco comienza mal para el cineasta australiano: el festival de Cannes ha anunciado hoy que Miller presidirá el jurado de la competición oficial de su 69ª edición, que se celebrará del 11 al 22 de mayo. Así el director volverá a La Croisette tan solo un año después de estrenar entre aplausos en el certamen francés Mad Max: Furia en la carretera.

Precisamente la última entrega de la saga de Mad Max supuso el regreso a lo grande de Miller, que encara la gala de los Oscar del 28 de febrero como uno de los favoritos, con 10 candidaturas. La película fue un éxito de crítica y de taquilla, siendo con 140 millones de euros de ingresos el 20º filme que más recaudó el año pasado en EE UU.

Antes de retomar su creación más célebre y apocalíptica, a lo largo de las últimas dos décadas el cineasta había dirigido Babe, el cerdito en la ciudad (1998) y las dos entregas de la película de animación Happy Feet (2006 y 2011). Miller fue capaz de llevar al cerdito hasta la nominación al Oscar al mejor filme, al igual que los pingüinos de Happy Feet le valieron una estatuilla a la mejor película de animación.

La elección de un director tan peculiar y dado al cine espectacular, “populista sin remordimientos” en la definición de The Guardian, podrá sorprender a unos cuantos aficionados a las intimistas películas de autor que suelen poblar Cannes. Sin embargo, el festival destaca que “Miller ha constantemente experimentado durante toda su carrera con distintos géneros, reconciliando de manera brillante las expectativas del público masivo y los mayores estándares artísticos”.

¡Qué placer! Estar en el corazón de ese ilustre festival donde se desvelan tesoros cinematográficos de todo el planeta. Pasar el tiempo en discusiones apasionadas con los compañeros del jurado. Es todo un honor. ¡Estaré allí lleno de entusiasmo!”, asegura en un comunicado del festival el cineasta, el primer australiano en presidir el jurado de Cannes.

“Las ráices de Miller se remontan a la era dorada del cine australiano en los ochenta. Originario de un pequeño pueblo de Queensland, escribió y dirigió Violence in the Cinema, part 1 en 1971. El corto recibió dos premios del instituto australiano de cine y le animó a continuar con el cine y realizar su primer largo”, subraya el festival de Cannes en su comunicado. Así el director acabó rodando en 1979 Mad Max: salvajes de autopista, un taquillazo y una obra de culto que disparó la fama de Mel Gibson y la del cineasta. “Este filme futurista y ultraviolento aporta al cine de acción un toque de clase con su grandiosa combinación de elementos de road movie, wéstern y ciencia-ficción”. Tras ella, llegaron Mad Max 2: El guerrero de la carretera (1981) y Mad Max más allá de la cúpula del trueno (1985). Y, el año pasado, Mad Max: Furia en la carretera.

Más información