Palillo: “La fiesta necesita a José Tomás”

Con 27 años, Pablo Álvarez Saiz, 'Palillo', ha sido el responsable de la contratación del mítico diestro y la programación de la 70ª temporada de La México

A Pablo Álvarez Saiz (Ciudad de México, 1989) todo el mundo le llama Palillo, un apodo por el que responde desde su infancia y que no le ha restado autoridad en el mundo de los empresarios. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, hijo del ganadero de Barralva, comenzó su andadura en los toros a los 20 años, en Querétaro, de donde es su familia. También dirige Moroleón, San Miguel de Allende y Tezuitlán. Desde la temporada pasada apodera a Octavio García, El Payo, uno de los toreros punteros de México, con el que mantiene amistad desde los 10 años.

En un mundo donde los despachos tienen poco pelo o directamente cano, Palillo ha dado un giro a la forma en que se plantean los festejos. Con 27 años ha sido responsable de programar la temporada del 70º aniversario de La México, la plaza de mayor aforo del mundo. En el embudo de Insurgentes caben 45.000 almas. No se recuerda cuándo fue la última vez que se puso el cartel de “no hay billetes” con tanta antelación como para la corrida del 31 de enero, mano a mano de José Tomás y Joselito Adame. Palillo consiguió lo que muchos veían imposible que 20 años después de tomar la alternativa, José Tomás hiciera el paseíllo.

Pregunta: ¿Cuál es su papel en la empresa?

Respuesta: Hace unos años comencé a participar, poco a poco, con algunas gestiones y contactos. Rafael Herrerías -actual director ejecutivo de la plaza- tenía algunas relaciones desgastadas, algunas gestiones que se bloqueaban. Comencé a restablecer vínculos, meter novedades, renovar la programación. Mi cometido es hacer las gestiones con toreros y ganaderos. Cada año voy a España, a San Isidro, para ir programando la temporada.

P. ¿Cuáles considera los hitos del 70º aniversario?

R. Este año somos el centro del mundo taurino. Estoy muy agradecido al Doctor Herrerías y a Miguel Alemán (empresario de la plaza) por la confianza en una fecha tan importante. Es mi primera vez y lo quería hacer de la mejor manera posible. Sabía que no podían faltar los consentidos de México: Enrique Ponce, El Juli y Pablo Hermoso de Mendoza. También vienen Talavante, Manzanares y Morante. Por supuesto, José Tomás. Eso ha sido casi un sueño.

'Palillo' en el callejón de Las Ventas.

P. ¿Por qué falta López Simón?

R. Cuando rompió en figura los carteles ya estaban proyectados y lo siento.

P. ¿Cómo fue la negociación con José Tomás?

R. Muy fácil, de verdad. Es cierto que fue larga, de muchos meses. Primero con su gente en España y después con Jorge Ávila cuando le nombró su apoderado para México. Han sido 11 meses en los que ha funcionado la buena voluntad de todos. Difícil es que el maestro quiera, pero cuando quiere, todo es fácil. Desde la ganadería a ser mano a mano con Adame. Pide confidencialidad, pero es muy claro.

P. ¿Qué significa José Tomás para México?

R. José Tomás tomó la alternativa aquí hace 20 años, México es la afición que le vio nacer. Es el mito que más ha movido. Su nombre suena en todas partes, mucho más desde el percance de Aguascalientes. Torea muy poco y eso hace que se cree todavía más expectación.

P. ¿Merece la pena contratarlo?

R. Una tarde de José Tomás es un acontecimiento, pone los toros en boca de todos. Cuida todo, la fecha, el cartel, cada detalle. Han pasado seis años desde la última vez y la expectación no ha hecho más que crecer. La México sigue siendo su plaza.

Una tarde de José Tomás es un acontecimiento, pone los toros en boca de todos. Cuida todo, la fecha, el cartel, cada detalle.

P. ¿En la temporada 71 bajará el nivel?

R. Ese es el problema, mantener el nivel. Me gustaría hacer un ciclo más corto pero de más calidad, luchar por el toro mejor presentado y seguir en esta línea en cuanto a toreros.

P. ¿Cuánto tiempo hace que no se pone el “no hay billetes”?

R. Bastantes años ya. Pero esta vez es histórico por cómo ha sido. Se anunció el cartel en agosto. El 1 de noviembre salieron las entradas y se agotaron. Todo el boletaje. En 12 horas se vendieron más de 40.000 entradas, entre las de taquilla y el derecho de apartado que reservó.

P. ¿Qué es lo que más le preocupa?

R. Al margen de que todo el mundo me pide entradas y es amigo de toda la vida, que le gustaban los toros de siempre (ríe), me preocupa que todo lo que tiene que ver con el ganado vaya bien, que no haya imprevistos en el embarque, el reconocimiento y demás. Son de Fernando de la Mora y Los Encinos, de lo mejor del Campo Bravo mexicano, pero nunca hay nada seguro. Estará toda la prensa mundial, de España, Estados Unidos, Perú, Ecuador, Colombia… Son tardes que nos mantienen vivos, que dan relieve a la fiesta.

P. El mundo taurino vive un momento complicado, con cada vez más pérdida de afición entre los jóvenes, ¿qué está haciendo para recuperarlo?

En Querétaro, donde intentaron prohibir la entrada a menores de 16 años, dimos una corrida con El Payo y Morante mano a mano, gratis para los niños y menores

R. En esta temporada tan especial no hemos podido preparar nada, pero está en los planes. En Querétaro, donde intentaron prohibir la entrada a menores de 16 años, dimos una corrida con El Payo y Morante mano a mano, gratis para los niños y menores.

P. ¿Cómo valora el momento que vive el toreo mexicano?

R. Siempre hemos tenido buenos toreros, ahora estamos en una situación más dulce. Con mucha expectación alrededor de Adame y con El Payo, que están de tú a tú con las figuras. Tenemos también a Silveti y Armillita, de dinastía, que tienen su interés. Juan Pablo Sánchez está apostando fuerte. Tenemos que ayudar en su evolución para que despeguen. Y no descuidar el futuro. México necesita lanzar figuras.

P. ¿Cómo es la relación con España?

R. Muy buena. España le debe una tregua de oportunidades. En la temporada de La México dejamos 27 espacios para españoles. Manolito Chopera (Manuel Martínez Erice) sí que nos ha correspondido a los mexicanos en San Isidro y la temporada de Las Ventas. Nos gustaría que tuvieran más oportunidades en provincias. Aquí los españoles son base de ferias, está el ejemplo de Aguascalientes, y valoran mucho el temple del toro mexicano.

P. ¿Volverá José Tomás a La México?

R. La contratación de José Tomás ha sido bombazo, espero que no sea la última. La fiesta necesita a José Tomás. Ojalá sea una buena tarde de toros.

Más información