EN PORTADA / NOVELA NEGRA

Claudia Piñeiro: “El género se reinventa”

La escritora sostiene que "ya no importa quién mató y por qué, sino un estado de cosas”

Dramaturga y guionista de televisión, Claudia Piñeiro (Burzaco, Argentina, 1960) no siempre fue escritora. Durante 10 años, esta autora de prestigio, contactada por correo electrónico, trabajó de auditora en la consultora Arthur Andersen. Un día, a finales de los ochenta, leyó en un diario económico un anuncio: ‘Concurso de novela’. Era La Sonrisa Vertical. Quedó finalista y se decidió a atreverse con la literatura. Es autora, entre otras, de las novelas Las viudas de los juevesTuya, y Una suerte pequeña, publicadas por Alfaguara.

PREGUNTA. ¿Hay una nueva novela negra?

RESPUESTA. La novela negra, a estas alturas, parece ser eterna. Siempre se está reinventando a sí misma. Creo que el cambio más significativo que se está dando en los últimos tiempos es que ya no importan las preguntas clásicas del policial (¿quién lo mató y por qué?) sino contar un estado de cosas y personajes que encuadran sin duda en el género por mérito de negritud propia. Un ejemplo de esto es Yo fui Jonhy Thunders, de Carlos Zanón. Creo también que este cambio se ve plasmado en la posibilidad de una prosa más cuidada en busca del tono y los personajes, que ya no necesita correr detrás de la trama solamente.

P. ¿Ha ampliado fronteras, temas?

R. En ese sentido lo que más me interesa es cómo la novela negra de cada lugar da cuenta del estado de la sociedad en ese país o lugar narrador. Vuelvo al ejemplo de Zanón y Barcelona. Pero también Élmer Mendoza y la narconovela mexicana. O el Perú que cuenta Roncagliolo en Abril Rojo. También me interesan mucho los policiales psicológicos como los que plantea Philipe Claudel; introducir esta variable da espesura a los personajes.

P. ¿Ha dado un salto de calidad?

R. Siempre ha habido novela negra de calidad. Chandler, Simenon, Piglia. Saer en La pesquisa dejó una novela policial de altísima calidad literaria. En la novela negra ha habido y hay de todo, es un universo muy amplio.

P. ¿Cabe la fantasía, la historia?

R. Sin duda. Claro que el policial tiene que ser más verosímil que ningún otro género. Pero si uno entra en el código y acepta el mundo que plantea el autor, sin duda, cree. El mejor ejemplo es John Connelly, novela policial llena de fantasía.

P. ¿Es novela social?

R. Es sin duda novela social. Una novela policial hoy no se puede contar sin contar la sociedad donde se da el crimen. Y una sociedad se cuenta también por los crímenes que en ella se cometen.

Más información