Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Mutantes por doquier

Durante un año 20 músicos han guardado un secreto: un disco homenaje a Niños Mutantes

Juran poniendo esa cara que solo puede poner quien dice la verdad. Nunca supieron nada. Niños Mutantes ni olieron que mientras se cruzaban durante un año con unos y otros compañeros del mundo de la música, ellos pergeñaban Mutanciones en el más absoluto de los mutismos, un disco de versiones como homenaje a los 22 años de carrera de esta banda granadina.

Han sido puchero, cocción lenta y sustancia como la cazuela de hinojos de su Granada, donde nacieron en 1974, todos menos Andrés López, él no, él llegó el último y con un año menos. Niños Mutantes llevan 20 rodando furgoneta y escenarios, poco a poco. Nani Castañeda y Miguel Haro salieron de Mama Baker —sello también granadino de pop con nostalgia ochentera— para que Juan Alberto Martínez “no molestara más”. Lo dice Castañeda, el batería, y Haro, el bajista, se ríe con la mano apoyada sobre el mentón. Martínez se acercaba de vez en cuando con alguna letra a Mama Baker, hasta que el curso natural de las cosas pasó por formar un nuevo grupo. 1994. “Nunca imaginamos que cumpliríamos dos décadas en la música, y mucho menos que otros músicos fueran a versionarnos”, cuenta Martínez.

No han tenido grandes pelotazos, pero tampoco han dado un paso atrás. Carrera de fondo, lo llaman ellos. “Cada vez hubo más aceptación, más público, más festivales, más gente que se lo transmitía a otra gente…”, narra Castañeda. Incrédulos aún, explican cómo se enteraron de que durante el pasado año, 20 músicos españoles (y queda algún otro por confirmar) estuvieron guardando un enorme regalo: versiones para rendir homenaje a sus 22 años de carrera. Ellos, que eran hasta ahora los versionadores: queda en la hemeroteca, y en YouTube, su Estuve enamorado con Raphael en el Sonoroma de 2014 y el Como yo te amo convertido en himno indie desde 2007.

Juran, muchas veces, que nunca jamás hubieran imaginado esto. López, guitarrista, apunta a un vago recuerdo de hace unos cuatro años: “Josiño lo dejó caer como proyecto, pero ahí quedo”. Lo sigue Martínez: “Recuerdo que dijo: ‘¿Qué os parece si hacemos un disco vuestro donde no toquéis vosotros?’. Claro, nos entró por un oído y nos salió por el otro”. La pregunta a continuación es obligada: ¿Quién es Josiño? Y la respuesta podría resumirse como El romance Carballo. Josiño Carballo supuso un antes y un después en la historia mutante. Y lo cuenta el vocalista: “Era fan nuestro, venía a muchos de nuestros conciertos. Una vez que tocamos en Galicia coincidiendo con su cumpleaños nos invitó a comer a su casa, en Puentecaldelas (Pontevedra), y allí nos sedujo. No era mánager, no se dedicaba a estas cosas, pero nos conquistó”.

Cuando se acercaba el vigésimo aniversario de la banda, Carballo insistió en hacer algo especial, pero ellos no quisieron. “Ni recopilatorios, ni giras, ni nada… No somos mucho de eso”, apunta Haro. Miraban hacia delante, hacia el nuevo disco que ya proyectaban en el estudio. Y un día de noviembre, después del fin de gira de El futuro (Ernie Records, 2014), el mánager apareció con un “tengo algo que contaros”. En aquel momento, el 27 de noviembre de 2015 en la habitación de un hotel, Carballo les hizo escuchar las primeras cinco canciones de Mutanciones. “Fue una sacudida”, recuerda López. Y así, con esa primera versión, la de No puedo más contigo, por Fernando Alfaro, empieza el relato de las 21 sorpresas que nombres como Russian Red, Zahara o Carlos Sadness han regalado a Niños Mutantes.

'No puedo más contigo', por Fernando Alfaro

“El impacto emocional fue enorme. No es que se me saltaran las lágrimas, es que estuve llorando de emoción largo y tendido. Es nuestro ídolo, los Surfin’ Bichos nos marcaron y siempre hemos querido acercarnos al sonido y al universo de Alfaro. Él solo le ha metido mano, le ha dado vida y fuerza. La canta desde las vísceras, su especialidad”.

'La puerta', por La Habitación Roja

“Es otro de esos grupos con los que nos hemos cruzado mucho y tenemos amistad más allá del escenario. Aunque no hace tanto que eso ocurrió, no hará más de tres años. Eso sí, Jorge ya nos ha hecho arroz en la terraza de la casa de Nani. Y no preguntes si nos quedamos con la paella o con la versión. No sabríamos decir”.

Ripple Snapshot

'La voz', por Pasajero

“Nos quedamos todos muertos. Tardamos en reconocer la canción y quién era, hay unos cuantos segundos instrumentales al principio. Muy a su estilo, somos muy fans de Pasajero y a ellos siempre les gustó mucho La voz. Los invitamos a la Joy Slava en el fin de gira de Naúfrago. Nos hemos hecho amigos, y es un honor y un orgullo verlos crecer”.

'Las chicas en bikini', por Napoleón Solo

“Patidifusos nos quedamos. Napoleón Solo es un músico del renacimiento, un hombre multiinstrumento, con conocimientos profundos de música. Siempre pensamos que esa canción era fronteriza. Él cruzó esa frontera y dio la vuelta, la ha convertido en una pieza con grandeza musical. De otras diremos garra, esta tiene grandeza”.

‘Veneno-polen’, por Lori Meyers

“Lori nos dejó la lagrimilla en los ojos. Con ellos hemos tenido mucha amistad desde hace mucho tiempo, eran y siguen siendo más jóvenes que nosotros y nos adelantaron por la derecha. Son nuestros hermanos, y les tenemos mucho respeto, aparte del talento y la actitud son trabajadores y muy generosos”.

‘Corona Sucia’, por Havalina

“Perplejos es la palabra. No nos conocíamos personalmente ni teníamos esa relación que mantenemos con otros grupos. Bueno, ahora ya sí, y ahora ya no nos sorprende que eligieran esa canción de la oscura etapa de los singles. Quizás otros no se hubieran tirado a por ella, y es el que más se lo ha llevado a su terreno, tiene mucha personalidad”.

'Las noches de insomnio', por Second

“Tuvimos una sensación de muertos durante mes y medio. A priori los principios musicales de Second y los mutantes son dos abismos en esta canción. De nuestro pop rock heavy germano ha pasado a ser una canción preciosa, cantada con muchísima emoción. La han convertido en una canción de Second basada en nuestra nota y armonía”.

'Arañicas', por Rufus T. Firefly

“Ha sido sobresalto tras sobresalto. Arañicas, que no es de las más conocidas, ha sufrido una transformación absoluta y con muchísimo talento por parte de Rufus, con los que no habíamos coincidido tanto. La canción tenía aires psicodélicos un poco así… a lo nuestro. Y ahora es algo totalmente distinto. Nos sorprendió mucho”.

'Elévame', por Igloo

“Esta era una canción muy complicada, muy mutante. Igloo la ha convertido en algo más suavizado. Le han quitado tralla a la vez que sigue conservando el espíritu de la original. Así, como de más power pop…”

'Errante', por Julio de la Rosa y Helena Goch

"A Julio lo conocemos desde hace muchísimos años, tenemos una relación de prácticamente estos veinte años. Nos conocimos en Granada y tuvimos mucha conexión. Posiblemente sea con el tío con el que más hemos colaborado y hemos estado más veces en un escenario. Su versión de Errante (Canción mutante) nos llega al corazón”

'El infierno', por Russian Red

“Yo [Martínez] la conocí antes de hacerse famosa en un concierto en una casa al lado del Rastro, me pareció en aquel momento que guardaba un secreto con las pocas personas que había allí. Después hemos coincidido poco y pensamos que estaba fuera de órbita. Y de repente esa canción que es una pasada, sobre todo en su voz, en una voz femenina”.

'Errante', por Neuman

“Hemos seguido a Neuman los últimos dos años muy de cerca. Ha sido otra gran emoción verlo ahí. Lo conocimos en un festival del off de Granada, para reivindicar música en directo. Salió un tío con una guitarra y flipamos. Y a partir de ahí… Además, Paco cantando en castellano queda muy bien”.

'El pozo', por Ricardo Vicente

“Otro que no ha elegido lo fácil. Esa canción, en su momento, nos dejó un sabor agridulce. Hicimos 20 versiones antes de grabar, nos encantaba pero no sabíamos cómo meterle mano. Y va Ricardo, lo hace, y no parece tener ningún problema. Si hubiese llegado en aquel momento hubiésemos dicho: ‘Anda, ¿así que este era el camino, eh?".

'Ítaca', por Mama Baker

“Fue una de las mayores sorpresas del disco. Sin Mama Baker quizás hoy no estaríamos aquí. Nunca pensamos que se fueran a unir solo para hacer esta versión. Ha sido muy bonito porque hemos podido vivir el proceso de grabación. Le han dado la vuelta y la han llevado a su terreno conservan las melodías y los coros. Estamos muy agradecidos”.

'Daniela', por Zahara

“Ella es la niña mutante, la hermanita. Aunque se nos está haciendo mayor, es una bestia parda. Que haya elegido Daniela es un regalo doble para mí (Castañeda), que Daniela es mi hija. La ha versionado con mucha sencillez, con ese estilo suyo que no tiene nada que ver ni con el acústico ni con nada. Ella se sienta a tocarte una canción”.

'Náufragos', por El imperio del perro

“Los conocimos porque nuestro primer mánager es ahora el suyo, se enteró de que estaban preparando esto y quiso que participaran. No sabemos cuánto tiempo han estado trabajando la versión, pero es una de las más preparadas. Tiene un nivel instrumental tremendo. Le han echado muchos cojones y han salido muy airosos. Sin prejuicios y con descaro”.

'En la tierra', por Carlos Sadness

“Yo [Haro] tengo relación con él por redes sociales, tenemos amigos de cruces de comentarios. Alguna vez me ha dicho que ‘Sol de invierno’ fue un disco que le marcó. Su transformación es, junto a Havalina, una de las mayores. Es una preciosidad y una maravilla. Me preguntó si no me parecía demasiado happy, yo le dije que era el dios del buenrollismo”.

'Bárbara', por Trepàt

“La electrónica oscura, eso era Bárbara. Y está aún más oscurecida. Esta canción puede ser muy truculenta. Ni siquiera era una canción, era más un reproche. Está en su rollo total. Nos hizo mucha ilusión que estuvieran en el disco”.

'Todo puede ir mejor', por maga

"Para mí [Castañeda] es una pelea constante el que esté en el repertorio A. Es una letra maravillosa que después de los años no me cuesta escucharla, ni me sonroja. Ha envejecido bien. Y Miguel ha llevado al extremo este secreto. El día que Josiño pasó la canción, habíamos hablado con él y nos preguntó que en qué andábamos…”.

'Katherine', por Novedades Carminha

“Se han jugado el tipo totalmente. Es la versión más sorprendente del disco. Una genialidad con mucho riesgo. No se parece ni a la original ni a ellos. No suenan a Novedades, sería más bien un Navidades Carminha, un villancico anglosajón con cumbia… Ahora en serio, la canción es como ellos, muy golfa, sin vergüenza y transgesora”.

Más información