Selecciona Edición
Iniciar sesión

Búnker en un bajo exterior

'Las princesas del Pacífico' se enfrenta en los Teatros Luchana a su tercera temporada

Hay quien prefiere la autodestrucción que el cara a cara con la realidad, o al menos con esa premisa José Troncoso (Cádiz, 1975) creó, hace ya diez años y junto a Sara Romero y Alicia Rodríguez, Las princesas del Pacífico, que se ha convertido en un espejo pulido con los años. “Refleja una parte de lo que somos, de la sociedad, mucho mejor que hace una década”.

La historia muestra, en un teatro desnudo de atrezo, el búnker en el que una tía convierte la casa en la que vive con su sobrina. Protección y arma de una pobreza que en España se ha agudizado desde 2006 —la tasa española de personas en riesgo de pobreza o exclusión social representa alrededor del 29,2% de la población— y que ha convertido algunos hogares en refugios.

El de esta tía y esta sobrina es uno de esos hogares en los que las horas pasan sentadas frente al televisor, viendo el mundo a través de ese cristal inerte que muestra heridas, sonrisas, dinero, muerte y tormentas. De todo se ríen ambas. “Y nosotros de ellas, pero para distanciarnos. Son tan pobres, están tan al límite, tienen tanta vergüenza de salir al mundo que no hacen otra cosa que hablar mal de la gente”, espeta Troncoso.

Un premio televisivo en forma de crucero le dará a Lidia, la sobrina, lo que quiere. “Salir de esa cárcel, volar”, explica Belén Ponce de León. Y Agustina (Alicia Rodríguez), la tía, tendrá que resignarse a respirar en el mundo real: “Y a no castrar a quien tienes al lado. El miedo a que puedan suceder desgracias implica que pueda no suceder nada”.

La obra estará en los Teatros Luchana los viernes y domingos de febrero.