165 artistas iraníes piden exculpar a tres productores de música alternativa

En un manifiesto piden que se retiren los cargos contra Mehdi y Hossein Rajabian y Yousef Emadi, sentenciados a prisión por "propaganda contra el estado"

Un grupo de 165 intelectuales iraníes ha firmado un manifiesto para pedir a la justicia persa que retire los cargos contra los hermanos Mehdi y Hossein Rajabian y Yousef Emadi, productores de música independiente condenados a prisión por “propaganda contra el estado” e “insultos a lo sagrado”. Están sentenciados a seis años de cárcel cada uno, según la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán.

El manifiesto, consultado por este periódico, remarca que los artistas fueron detenidos y confinados en lugares desconocidos en 2013 y que fueron “torturados” para hacer confesiones grabadas de los delitos de los que se les acusaba, relacionados con su actividad musical a través de la web BargMusic y la promoción de canciones de artistas iraníes residentes en el extranjero y contrarios al régimen. Añade que tuvieron que pagar unos 60.000 euros para salir en libertad condicional.

El manifiesto critica que "actualmente en Irán a los artistas se les castiga mucho más severamente que a los criminales". Entre los firmantes hay algunas figuras destacadas como el músico Mohsen Namjoo o el director Jafar Panahi.

Este último pasó 88 días en la cárcel en 2010 y las autoridades le prohibieron abandonar su país. Fue liberado gracias a la presión internacional, pero en diciembre de ese mismo año un tribunal le condenó a 20 años de inhabilitación para hacer cine, dar entrevistas o salir de Irán.

A pesar de ello, siguió creando y en 2015 ha obtenido el Oso de Oro por su obra Taxi, en la que conduce uno de estos vehículos y entrevista a las personas que se suben a bordo para hacer una radiografía de la sociedad iraní.

Estas voces se suman a una campaña internacional que pide exonerar a los acusados, en la que participan 16 organizaciones de artistas. El proceso contra los hermanos Rajabian y Emadi está pendiente de la apelación que han presentado.