Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cuatro chalados, el amor y la esperanza

Elefantes publica en un tiempo récord su segundo disco desde su reunificación. Está escrito en plena "efervescencia sentimental"

Shuarma no lo oculta. Su reciente "efervescencia sentimental" es la responsable de que el último disco de Elefantes "saliera solo". Nueve canciones de amor y una de esperanza (Warner) es el segundo disco del grupo  D.R. (después de la reunificación) y lo han grabado en un tiempo récord, se publica menos de dos años después del anterior, El rinoceronte. Y aún podría haber salido antes, advierten, porque en realidad hace ya un tiempo que lo finiquitaron. "Al final el ritmo lo marcan las canciones, y al acabar la anterior gira ya teníamos en mente estos temas. No sentíamos la necesidad de parar", explica el cantante. El grupo catalán volvió a unirse en 2013 tras ocho años separados. Jordi Ramiro, el batería, define su situación actual: "Han cambiado muchas cosas pero básicamente somos los mismos cuatro chalados haciendo canciones".

Este nuevo trabajo cumple los requisitos que tenían en mente cuando entraron al estudio. Es sencillo, ligero y, en general, optimista. "Habla de ese poliedro con muchas caras que es el amor, y todos sabemos que tiene partes buenas y malas", apostilla Ramiro. Shuarma pergeñó la mayor parte del disco en las largas temporadas que ha pasado en Zaragoza últimamente. Cosas del amor.

Esa necesidad de gritar a los cuatro vientos el enamoramiento se vuelca en Que todo el mundo sepa que te quiero, Lo más pequeño y Te quiero. Esta última, versión del tema de José Luis Perales en el que participan Sidonie y Love of Lesbian. "Nos regalaron un recopilatorio de Perales y lo escuchamos en la furgo cuando estábamos de gira, pensamos que nos pegaba mucho", explica Shuarma. El propio Perales, que desde el principio estuvo encantado con la idea, hace un cameo en el vídeo como una especie de maestro que da su aprobación a los alumnos.

La cara sombría del amor la ofrecen canciones como No me amenaces, versión del mexicano José Alfredo Jiménez (No me amenaces, no me amenaces/ cuando estés decidida a buscar otra vida, pues agarra tu rumbo y vete) y Duele, a dúo con Bunbury. "Cuando escuchábamos la canción en el estudio, Enrique (Bunbury) se metía en nuestra cabeza. Se la mandamos para ofrecerle participar y le encantó". Su relación con el cantante zaragozano se remonta a principos del 2000, cuando produjo su disco de mayor éxito, Azul.

Fechas de la gira

5 febrero. Joy Eslava. Madrid

6 febrero. El 21. Huesca

12 febrero. Loco Club. Valencia

13 febrero. Sala Babylon. Cuenca

19 febrero. Sala Luz de gas. Barcelona

11 marzo. Aftasí. Badajoz

12 marzo. Sala Malandar. Sevilla

Como en su anterior trabajo, han vuelto a contar con Santos&Fluren para la producción. "Con ellos sentimos que son parte del grupo y que defienden el disco como uno más", apunta Hugo Toscano, guitarrista. Junto a ellos, tomaron la decisión de grabar la mayoría de las pistas musicales de una vez, en lugar de ensamblar partes perfectas de diferentes tomas. "Preferimos pasar por alto algún que otro pequeño desajuste musical en favor de ganar emoción, porque la interpretación estaba por encima de todo", señala Ramiro.

Cuando se reunieron en 2013, explicaron que habían sentido que volvían a estar en sintonía. Tras las largas horas de carretera con la presentación de su disco anterior, Elefantes confirman con este álbum que regresan por mucho tiempo. "Somos un grupo que se forjó en la carretera, por eso volveremos a hacer una gira extensa para llevarlo al público de las grandes y las pequeñas ciudades", recalca Julio Cascán, bajo. Shuarma remata: "La evolución de cada uno en estos años nos ha dado un campo de visión amplio. Cuando pierdes una cosa aprendes a valorarla de otra manera al recuperarla".

¿Cuál es la canción de esperanza a la que se refiere el título? Solo una pista: ninguna de las anteriormente nombradas.