Selecciona Edición
Iniciar sesión

Boadella arremete contra la obra que le satiriza en Barcelona

El director considera el espectáculo 'UBÚadella' fruto de un clima de aversión contra él en Cataluña

Se veía venir. Albert Boadella se ha cabreado soberanamente con la particular Operación Ubú que le han montado en el Almeria Teatre en Barcelona. El espectáculo UBÚadella, estrenado el pasado diciembre y actualmente en cartel, es una especial versión del Ubú rey de Alfred Jarry en la que se satiriza a Boadella aprovechando que este hizo lo propio –a través de la misma obra- con Jordi Pujol cuando era presidente de la Generalitat de Cataluña.

El ex director de Els Joglars ha tardado en reaccionar pero cuando lo ha hecho ha sido de manera virulenta, tempestuosa, y especialmente molesto por un coloquio en torno al espectáculo que se celebró tras la correspondiente función el pasado día 10 y en el que intervinieron dos ex miembros históricos de Els Joglars, Arnau Vilardebó y Andreu Solsona.

Boadella ha cargado contra el espectáculo, representado por la compañía Gataro, su director Víctor Alvaro y los dos ex Joglars mediante una extensa carta publicada el jueves en la página web de Els Joglars. Al director le ha enfurecido particularmente que en el espectáculo, en que a él se le identifica con el Padre Ubú, aparezca como el personaje de la Madre Ubú su propia esposa, Dolors Caminal, y que en el coloquio sobre la pieza se hablara de su vida privada, algo que considera propio de la “telebasura”. Boadella, que dice haber escuchado la grabación del coloquio facilitada por un amigo, estima que este “se orientó exclusivamente como juicio inculpatorio hacia mi actitud personal, cívica y artística, incluyendo también a mi propia esposa”.

El director clama contra “las falsedades, menosprecios e insultos”, en su opinión, vertidos durante el debate y vincula la Operación UBÚadella con la “vileza”, el “vasallaje”, la “demencia generalizada” y el “colaboracionismo” que observa en el teatro catalán, un gremio, denuncia, que participa en “la deriva moral y cívica de una sociedad”, y que ha perdido “la dignidad y la tradición de enfrentarse al poderoso”.

Boadella interpela directamente a Alvaro, al que acusa de ampararse “en el clima de aversión dominante en Cataluña hacia mi persona”: “Tú eres un producto congénito de este degradado contexto actuando como tonto útil y creyendo realizar una originalidad”; y recalca que colocarlos a él y a su mujer en la misma tesitura de “Ubú-Pujol-Marta” (Ferrusola), “aunque solo sea como metáfora, solo puede hacerlo un ignorante o un miserable al que le duele la exposición pública de las sinvergüencerías del ex presidente y familia”. El director acusa a Alvaro, al que ningunea y vapulea sobremanera, de intentar castigarle “ante el auditorio nacionalista por mi protagonismo en la lucha contra la secesión”.

El zurriagazo alcanza a Solsona y Vilardebó: “Te has buscado como asesores a dos caballeros que profesionalmente no son nada. Unos pobres fracasados (…) Les incitaste a vomitar su resentimiento en público”. “Aprende chaval, que no me llegarás ni al tobillo”, finaliza Boadella. “Ni en arte ni en coraje. (…). Tal como funciona tu región no sería disparatado vaticinar que ascendieras muy pronto a genio nacional”.

En respuesta a la carta, Víctor Alvaro, que se manifestó perplejo, “pues Boadella iba diciendo que el espectáculo era una chorrada y ahora le dedica cinco páginas”, ironizó que considera un honor que le dedique “tanto tiempo, esfuerzo y palabras”. Alvaro reiteró ayer su invitación a Boadella a ver el espectáculo y le recomendó “no hacer críticas de oídas”.

Lo que parece seguro es que UBÚadella, al que posiblemente Boadella le ha insuflado nueva vida, no se programará en los Teatros del Canal…