Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las cifras del entuerto

Los intérpretes negros lograron un 9% de las nominaciones a las Oscar en la última década

Un repaso a las cifras del censo estadounidense y su contraste con los Oscar reafirma algunas de las quejas de quienes acusan a los premios de racismo. Durante el siglo XX el 95% de las candidaturas de interpretación fueron para estrellas blancas. Más recientemente, en los últimos 10 años, los intérpretes de color han logrado el 9% de las nominaciones (18 de 200), y han ganado cinco estatuillas aunque solo una de ellas para un papel protagonista: el de Forest Whitaker en El último rey de Escocia.

Los negros —con esta palabra aparecen en el censo— suponen el 13,2% de la población de Estados Unidos, y en los últimos 15 años solo han protagonizado el 9% de las películas: de 600 largometrajes —los más importantes— estudiados por Annenberg Center for Communication y Journalism, solo el 6% había sido dirigido por negros y exclusivamente dos películas por cineastas negras. Solo tres directores negros (dos afroamericanos, un británico) han competido por la estatuilla en su categoría: ninguno ha ganado.

La polémica sale reforzada además por el hecho de ser el segundo año consecutivo sin intérpretes negros nominados, algo que no ocurría desde el bienio 1997-1998. En seis de los últimos 20 años, en todo caso, ningún actor o actriz negra han optado a los Oscar.

Si los negros se sienten dolidos, hay otras minorías cuyas protestas se ven justificadas por las cifras. Porcentaje de asiáticos en EE UU: 5,4%; en los Oscar de interpretación desde 2000: 1%. Y lo más llamativo: el 16% de la población de EE UU se autodefine como hispana; y solo han logrado el 3% de las candidaturas a los Oscar de actuación (entre ellos, Javier Bardem y Penélope Cruz) y muy poco peso como personajes protagonistas en el cine. Poco partido para quienes compran el 25% de las entradas de los cines en EE UU.