Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un ‘docureality’ pone a prueba la vocación de cinco aspirantes a monja

Las jóvenes protagonistas del programa que emitirá Cuatro se integran en congregaciones y conventos, uno de ellos de clausura, para decidir si consagran su vida a Dios

La vida consiste en tomar decisiones más o menos trascendentales, y la de consagrar la vida a Dios a una edad temprana no es baladí. A ella se enfrentan las protagonistas del próximo docureality que emitirá Cuatro, titulado Quiero ser monja, un programa que busca entretener al público descubriéndole un entorno desconocido: el día a día entre las paredes de un convento y la experiencia de cinco jóvenes con la firme vocación de vestir el hábito, que pondrán a prueba su determinación integrándose en congregaciones religiosas y haciendo votos de pobreza, obediencia y castidad.

Las chicas, que acaban de entrar en la veintena, proceden de entornos católicos y compaginan muchas de las inquietudes propias de su edad con una intensa fe y el deseo de ser monjas. El programa ahonda en el fenómeno de "la llamada", el momento en el que la vocación monástica arraiga en ellas. Sin embargo, la vida a la que aspiran implica sacrificios y renunciar a comodidades, costumbres o accesorios tecnológicos de uso diario... y ni qué decir a parejas.

Durante seis semanas —si es que ninguna renuncia antes—, las jóvenes se integran en calidad de aspirantes —condición previa a ser novicias y, finalmente, monjas— en tres congregaciones religiosas de Madrid, Alicante y Granada: las hermanas del Santísimo Sacramento, de Santa María de Leuca y las Justinianas. En los cenobios de estas comunidades experimentan la cotidianeidad y los trabajos de las religiosas, como atender una casa cuna con centenares de niños a su cargo, entregarse al silencio, la oración y la pobreza en un convento de clausura de 500 años de antigüedad o colaborar en una misión en plena selva boliviana. 

Los detalles sobre este nuevo contenido televisivo han sido ofrecidos en una rueda de prensa en la que han participado el director general de contenidos de Mediaset España, Manuel Villanueva, el director de Producción de Programas de Cuatro, Mariano Blanco, y el director general de Warner Bros ITP, Edi Walter. Previamente, se ha proyectado la primera entrega del programa para los medios de comunicación.

El nuevo producto de la cadena está basado en el formato internacional The sisterhood: becoming nuns. La producción, que mezcla tintes de reality y de documental, está hecha con "respeto y rigor", ha comentado Villanueva. Blanco, por su parte, ha destacado la "generosidad" de las tres congregaciones que han participado.

Para realizar el casting de las protagonistas la cadena acudió a entornos religiosos y tuvo el apoyo de miembros de la comunidad católica, ha señalado Walter. Se le planteó la iniciativa a diversas congregaciones y, aunque el editor asegura que varias mostraron una buena disposición a participar, reconoce que no todas se han prestado a ello. Asimismo, en la comparecencia han explicado que las instituciones superiores de cada orden han dado su visto bueno a la grabación del programa, aunque no han visionado aún el resultado final.

El programa aún está en fase de postproducción, por lo que para su estreno pasarán aún varias semanas, según los productores, que señalan que su intención no es hacer un producto religioso, sino mostrar un "mundo desconocido". Aún así, en una época en la que el número de vocaciones eclesiásticas mantiene desde hace años un acusado decrescendo, reconocen que puede que tras la emisión la gente "acabe hablando un poquito más" del tema y que, desde el punto de vista de las congregaciones, puede que les "eche una mano".

En este sentido, Blanco ha comentado sobre el programa que "puede que genere algún debate", pero que ése "no es su objetivo". "No nos mueve otra motivación que mostrar una realidad, contar una historia, reflejar una inquietud vital de varias personas que pocas veces se verá en televisión", ha agregado.