Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Revolución (cultural) Francesa llega a España

El Instituto de Francia organiza durante 2016 un auténtico desembarco de exposiciones, debates de ideas, estrenos y conciertos con los conflictos de hoy como telón de fondo

ampliar foto

Desde que el viernes 13 de noviembre de 2015 los atentados de París modificaron —quizá para siempre— el rostro de una ciudad y de un país, los franceses combaten con sus armas de siempre para no caer en la mezcla de fatalidad y melancolía que provoca el terror. Esas armas vienen a ser, más allá de la política y la deseable comunión entre la ciudadanía y sus administradores, el arte, los libros, la música, el cine, la comida, el vino, las terrazas y, en suma, ese conjunto de placeres y de estilos de vida marca de la casa, ese ADN inalterable y tranquilo por el cual cabría añadir, al triple lema liberté-egalité-fraternité, algo así como sensualité, la sensualidad (a no confundir con la sexualidad) incrustada en ciertos estilos de vida, el francés, pongamos por caso. Porque, si seguimos a Molière, es necesario concluir que el célebre “Couvrez ce sein que je ne saurais voir” de su Tartufo no solo debe encerrar una traducción literal (“Cubrid ese seno que yo no sabría ver”)… sino otras muchas posibles referidas a nuestra relación con el hedonismo.

Obtener placer de las bellas artes y de las humanidades (las humanidades siguen siendo importantes en Francia, ¿a alguien le suena?) y, si es posible, poner en marcha con ellas la máquina de pensar fue siempre la doble vocación de quienes, al otro lado de los Pirineos, tantas lecciones llevan dando de esto a lo largo de la historia. Montaigne: placer y reflexión. Céline: placer y reflexión. Truffaut: placer y reflexión. Ionesco: placer y reflexión. Ravel: placer y reflexión. Y de ahí en adelante. Claro que la reflexión también se genera en otros formatos, en una copa de un buen gevrey-chambertin, pongamos por caso. Pues con todas esas armas, las del placer y el pensamiento, Francia pelea por mantener alto el pabellón. “Este es un programa cultural inédito y ambicioso en un momento histórico muy difícil”, subraya Yves Saint-Geours, embajador francés en Madrid desde hace cuatro meses. Y con ellas protagonizará a lo largo de todo este año un verdadero desembarco cultural en España, a través de los institutos culturales franceses en España: Madrid, Barcelona, Bilbao, Zaragoza, Sevilla y Valencia, pero también liceos y escuelas de francés.

Los responsables de la cultura francesa en el exterior decidieron enmarcar esta batería de ciclos de cine, exposiciones de arte y fotografía, estrenos teatrales, conciertos y debates de ideas en un único vector temático: bajo el título Odiseas contemporáneas, este conjunto de iniciativas que protagonizarán cineastas, filósofos, escritores, profesores de universidad, bailarines, fotógrafos y actores quiere explicar desde lo cultural los conflictos políticos y sociales surgidos en Europa, Oriente Medio y África.

“Durante todo 2015, tras los atentados de Charlie Hebdo sobre todo, los franceses sentimos la necesidad de reflexionar sobre lo que somos, sobre las identidades... y se impuso la palabra odisea porque la gran aventura de Ulises nos parece la gran aventura de los europeos, la mezcla de culturas y poblaciones, la diversidad de Oriente y Occidente. Y luego llegaron los hechos de noviembre, y eso nos reafirmó: era el momento, era más necesario que nunca dialogar con los otros a través de la cultura, a través de valores como el intercambio, la acogida, el mestizaje, “queremos demostrar que la Humanidad es una”, añade el embajador, “y no hay países más parecidos en la cuestión cultural que España y Francia, aunque hayamos tenido experiencias y secuencias históricas distintas y aunque nuestras odiseas respectivas no sean las mismas”. “Con este ciclo de actividades queremos llegar a España como un todo, porque... ¿sabe?, al fin y al cabo no es tan malo pensar en España como un todo”.

Foto de Sima Diab para la exposición 'Familias en exilio'.

Exilio, conflicto, refugiados

El exilio como concepto general y el drama actual de los refugiados sirios como momento histórico concreto estarán en el trasfondo de los debates, las mesas redondas y, a buen seguro, esa Noche de la filosofía que coordinará y animará el 3 de marzo el filósofo, profesor y polemista francés Michel Onfray. “En Francia pensamos que el debate de ideas es más necesario que nunca, incluso el que más nos pueda molestar...”, explica Saint-Geours, que ayer, en los elegantes salones de la residencia del embajador, ejerció de anfitrión en la puesta de largo de estas Odiseas contemporáneas. Un ciclo que recorrerá todo 2016 y que tiene como madrinas a las actrices Carmen Maura y Hiba Abouk y al escritor francés afincado en Barcelona Mathias Enard, premio Goncourt.

Como recuerda Monsieur l’ ambassadeur, la cultura es en Francia un asunto de Estado “desde los tiempos de Luis XIV”. Un conjunto de bienes del espíritu, sí, una industria potente, también, y un arma política y social. Ahora, la Revolución (cultural) Francesa aterriza en España de la mano de sus mejores armas, de sus mejores obras, de sus mejores intelectuales.

De Zidane a Zaz y de Liddell a Régis Debray

Estos serán algunos de los platos fuertes que a lo largo de 2016 integrarán el ciclo Odiseas contemporáneas:

Estreno en España de Human. El documental de Yann Arthus-Bertrand con entrevistas a 2.020 personas en 60 países se estrenará el 23 de febrero en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Bilbao y Sevilla.

Zidane con todas sus letras. El fotógrafo Philippe Bordas expondrá en el Instituto Francés de Madrid sus fotos inéditas de la ex estrella y actual entrenador del Real Madrid, tras años siguiéndole por el mundo.

La noche de las ideas. El 3 de marzo, el filósofo y polemista Michel Onfray animará en Madrid una noche blanca en torno a las ideas y los conflictos de hoy.

Familias en exilio. Una exposición de cinco fotógrafos (Claire Billet, Manuel Brabo, Sima Diab y Oliver Jobart y Pierre Marsaut) al aire libre en el Retiro servirá para reflexionar sobre el drama de los refugiados.

Otros protagonistas. La cantante Zaz, la dramaturga Angélica Liddell, los escritores Yasmina Khadra y Mathias Enard, el pensador Régis Debray, el músico Ibrahim Maalouf...

Más información