Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Muere Dale Griffin, baterista de Mott the Hoople

El músico, productor de John Peel durante años, sufría de Alzheimer desde hacía una década

Ha muerto Dale Griffin, baterista de Mott The Hoople, banda impulsora del glam rock en el Reino Unido a finales de la década de 1960 y principios de la siguiente. Aunque Griffin trabajó la mayor parte de su vida como productor del show de John Peel en la BBC, su legado y el de Mott the Hoople es incuestionable, asunto que se debe en gran parte a una sola canción, a tres minutos y medio de eternidad.

En 1972, Mott The Hoople era una banda de culto. Había publicado cuatro álbumes de estudio y había logrado alcanzar la parte baja de las listas de éxito del Reino Unido en alguna ocasión. Empezaban a circular sin embargo rumores sobre su separación. Preocupado, inquieto, uno de sus fans decidió entonces intervenir y lubricar la relación entre la banda y su destino. Les regaló una canción, un tema que pensaba incluir en uno de sus primeros discos, una colección de canciones que hoy, casi medio siglo después, siguen tarareándose –y sonando en los bares e inspirando a nuevos artistas. El fan era David Bowie, el regalo –la canción–, All the Young Dudes y el disco en que debía figurar y no lo hizo, The rise and fall of Ziggy Stardust.

Escrita y producida por Bowie, All the Young Dudes fue un éxito inmediato en Gran Bretaña y Estados Unidos. Rolling Stone la incluyó recientemente en su lista de las 500 mejores canciones de la historia. En el texto de apoyo que acompaña a cada una, la revista recoge un comentario de Dale Griffin: “¿Bowie quiere darnos eso?... Debe estar loco”.

All the Young Dudes dio nombre al quinto disco de Mott The Hoople. De acuerdo al website songfacts.com, Bowie tocó la guitarra, dio palmas e hizo los coros en la grabación original de la canción.

Mott The Hoople publicó dos discos más y luego sus integrantes decidieron emprender caminos distintos. Algunos se arrejuntaron bajo el nombre de British Lions, entre ellos Griffin. El baterista empezó luego con John Peel, con quien grabó más de dos mil sesiones, de acuerdo a la nota que ha publicado hoy el diario inglés The Guardian.

Hace nueve años, a Griffin le diagnosticaron alzheimer. En una entrevista concedida en 2010 al Wales Online, explicaba: “a veces soy yo, pero otras me asusto de las cosas. Si salgo con mi mujer me asusto si se aleja, aunque sean solo unos pasos”.

Más información