Selecciona Edición
Iniciar sesión

John C. Reilly y Steve Coogan se convertirán en El Gordo y el Flaco

Jeff Pope y Coogan, que ya coincidieron en 'Philomena', han escrito 'Stan & Ollie' la historia de los dos cómicos

El Gordo y el Flaco, después de más de medio siglo, volverán a la gran pantalla. Esta vez, el actor estadounidense John C. Reilly encarnará a su compatriota Oliver Hardy (El Gordo) y el británico Steve Coogan, al inglés Stan Laurel (El Flaco).

Coogan y Reilly serán los encargados de dar vida al dúo cómico, en Stan & Ollie, la película que recreará una parte de la vida de esta popular pareja.

El filme, que aun no tiene fecha para comenzar el rodaje, se centrará en la gira que los dos cómicos protagonizaron por varias salas de variedades del Reino Unido, tierra de Laurel, en 1953 como viejas glorias de Hollywood. Este recorrido fue ignorado por el público, así que nos presenta a los dos actores en un momento en el que su época dorada como reyes de la comedia de Hollywood estaba de capa caída. Su capacidad de divertir hizo que las tornas cambiasen, las actuaciones aumentaron y la gira acabó siendo un éxito.

Esta nueva etapa les servirá para volver a conectar con sus seguidores y para despertar el interés en otros nuevos. Además, redescubrieron —ya casi en el final de sus carreras— lo mucho que significaban el uno para el otro, no solo profesionalmente, fueron una gran pareja de amigos.

Stan & Ollie está escrita por Jeff Pope y el propio Steve Coogan. Los dos ya trabajaron juntos en Philomena, filme nominado a cuatro Oscar en 2014. La dirigirá el escocés Jon S. Baird, responsable de películas como Filth, el sucio o el documental La mugre y la furia.

“Stan Laurel y Oliver Hardy son mis héroes. Cuando veo sus películas en mi cabeza es siempre sábado por la mañana. Soy un niño de seis años, estoy en mi casa completamente hechizado por las imágenes”, comentó Pope a Europa Press. El director reconoce la responsabilidad que supone llevar unos personajes tan legendarios a la vida. Ha prometido que no suavizará su historia y el público podrá ver a Laurel y Hardy “con todos sus defectos”.